som.jpg

El juego de la independencia es divertido para muchos catalanes resentidos, pero poco más del 10 % cree de verdad en conseguirla. Más de la mitad de los catalanes -el 54%- estarían dispuestos a participar en el referéndum por la independencia, pero solo el 11,9% piensa que el proceso acabará con la separación de España.

Estos datos aparecen en la encuesta realizada a finales de junio por GAD3 y que publica este 2 de julio La Vanguardia, según la cual el 42,5% de los electores catalanes apoyaría la independencia frente a un 37,6% que votaría en contra. Además, señala que más del 57% de los consultados apuesta por la reinterpretación de la Constitución o por su reforma como salida al conflicto.

El 71% de los entrevistados estaría a favor de que en Cataluña se pudiera convocar un referéndum pero más de la mitad de ellos -el 58,4%- opina que la convocatoria debería consensuarse con el Gobierno central. Casi el mismo porcentaje -el 28,5%- cree que los gobiernos central y catalán acabarán negociando una solución adecuada para ambos.