ciudaddelajusticia.jpg

La Agencia de la Vivienda de Catalunya ha denunciado que casi la mitad de las viviendas de un bloque de la Ciutat de la Justicia están okupadas. En total son 25 de 64 pisos de protección oficial, todos ellos controlados por una “banda organizada” que reside en el edificio.

Los vecinos que consiguieron el piso mediante el proceso de adjudicación pública preceptivo, admiten tener miedo y aseguran que uno de los residentes en el inmueble es el que trafica con los pisos vacíos y muchos de los okupas tienen los suministros pinchados.

El Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) negaba tener conocimiento de estas okupaciones. Eso sí, se entera de las homilías del P. Custodio.

Y mientras tandto el gobierno regional jugando a soldaditos de plomo.