la-mujer-separatista-marroquí-de-la-nueva-Cataluña-con-su-cartel.-foto-archivo.-Lasvocesdelpueblo.

El 54,2% de los catalanes se muestra reticente a tener centros de culto islámicos en las proximidades de su casa, según el ‘Barómetro sobre la religiosidad y sobre la gestión de su diversidad de 2016’, impulsado por la Dirección General de Asuntos Religiosos de la Generalitat.

 Para ello no hacía falta gastarse el dinero en una encuesta.
Según la publicación existe un aumento de la reticencias a tener un centro de culto cerca de casa en todas las confesiones: el 54,2% ha afirmado que le molestaría tener cerca de su casa un centro islámico, 13,1 puntos por encima de la respuesta de 2014, mientras que el 42,6% es reticente a tener cerca un centro de los Testigos de Jehová -7,8 puntos más-.

En tercer puesto se sitúan los centros protestantes/evangélicos, a los que son reticentes el 37,9% de los encuestados -8,5 puntos más que en 2014-, seguidos de los que afirman que les molestaría tener al lado de su casa un centro judío, el 36,9% -7 más-.