guardiola.jpg

Según informa E-notícies: el Govern ha parado la compra de urnas para el referéndum.

La excusa perfecta del departamento de Governació de Meritxell Borràs (la que tenía todos los puntos para quedar inhabilitada) has sido suspender el concurso por falta de “calidad” de las urnas.

Las dos empresas que optaban a fabricar las 8.000 urnas, Plastic Express y la UTE formada por Espal World y Suministros Integrales Futbida, según la “Gene” no han superado los trámites de homologación del Govern.

¿Tendrá algo que ver que la Fiscalía abrió una investigación contra la consejera Meritxell Borràs por los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación?