pdecat-amenacadores-mas-jane-pascal_1704439637_35949057_1265x705

La antigua convergencia sigue gobernando Cataluña, pero de manera artificial, viviendo de las rentas, pero su hundimiento es un hecho. Los recientes sondeos de las municipales hablan de un auténtico descalabro en pérdida de porcentaje de voto, quedando a años luz de gobernar, como cuarta o quinta fuerza política.

El PDECAT caería del 13,7 al 5,9% en intención de voto, según el barómetro del Ayuntamiento. Barcelona En Comú volvería a ganar las elecciones municipales de Barcelona, con un 15,7%. ERC sería la segunda fuerza más votada, con un 14,5%, que en las elecciones obtuvo un 11,9. El PSC subiría ligeramente, de 5,6 a 6, superando a PDECAT, que también podría verse rebasado por Ciudadanos.

Finalmente, la CUP obtiene un 2,4% de intención de voto, por debajo del 4,5% de los sufragios que obtuvo en las municipales, y el PP un 1,2% -frente al 5,3% de los comicios.