Àstrid Bierge

La Televisión pública catalana sigue cada vez con más descaro convirtiéndose en un infecto instrumento de agitación y propaganda. Ya no sorprende nada

La última mamarrachada tiene por protagonista a la periodista y tertuliana de TV3 Àstrid Bierge, que durante la tertulia del ‘Més 3/24’ aseguró que la única excusa para que no haya referéndum es que empiecen a matar gente. 

¿Algún Estado serio permitiría que una televisión autonómica atentase contra la unidad nacional?