foto_hospital_amb_logo

Los pacientes del Pius Hospital de Valls (Tarragona) deben esperar una media de 330 días para recibir tratamiento contra el dolor agudo, en una de las 50 unidades especializadas existentes en Cataluña. Otros dieciséis centros hospitalarios catalanes superan los cien días de espera, e incluso los 200, como el Hospital Mutua de Terrassa (270 días), para atender a las personas que sufren dolor agudo en Cataluña.

El conseller de Salud, Antoni Comín, ha respondido con estos datos a una pregunta parlamentaria sobre el número de clínicas públicas del dolor existentes en Lleida. La Región Sanitaria Lleida tiene dos unidades especializadas en tratamiento del dolor, una ubicada en el Hospital Universitario Arnau de Vilanova, en Lleida capital, y otra en el Centro de Atención Primaria de Mollerussa, cuyo tiempo de espera es de 117 días para la primera visita y otros 180 días para la segunda.