Acto-de-presentacion-del-parti_54419936491_54028874188_960_639.jpg

Acto de presentación de CDC

Tres de los históricos fundadores de Convergència Democràtica de Cataluña (CDC) han bebido el trago amargo de ver a sus hijos entrar en prisión. Jordi Pujol, Carles Sumarroca y Jaume Rosell eran el núcleo duro del partido que se fundó en 1974 en el monasterio de Montserrat, bajo la cobertura de una reunión de peñistas del FC Barcelona. Las mujeres de Jordi Pujol y Carles Sumarroca eran socias en la floristería Hidroplant; por su parte, Carles Sumarroca y Jaume Rosell eran socios de las empresas Emte, Teyco y Proelec.

Por varios caminos judiciales, los hijos de Jordi Pujol, Carles Sumarroca y Jaume Rosell han acabado en la cárcel. En el caso de Jordi Pujol Júnior, por esconder su dinero, obtenido de empresas adjudicatarias de la Generalitat, en paraísos fiscales; en el caso de Jordi Sumarroca, por su participación en la trama del 3% de financiación ilegal de CDC; y en el de Sandro Rosell, por sus negocios corruptos con el ex-presidente de la Federación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira.

Jordi Sumarroca sólo estuvo encerrado quince días en la prisión de Tarragona, de la cual salió el 11 de agosto de 2015. Por su parte, Jordi Pujol Jr. está en prisión sin fianza en Soto de Real, desde el pasado 25 de abril. En este mismo centro penitenciario está Sandro Rosell, en prisión sin fianza desde el 25 de mayo.