invader-family.jpg

Ya sabemos que hay asociaciones que ayudan antes a extranjeros que a españoles e incluso que gastan el dinero que obtienen en ayudas que no están relacionadas con primeras necesidades, sino caprichos como es el caso que denunciamos a continuación.

Parece ser que Cáritas es una de estas asociaciones. Una de las últimas ayudas “caprichosas” proporcionadas por la organización ha sido pagar a una mujer marroquí la reparación de la pantalla de su móvil, un gasto que asciende a 65€.
La mujer preguntó al propietario de la tienda el precio para reparar la pantalla de su móvil.

Tras conocer que costaría 65 euros, se ausentó unas horas para volver y confirmar que aceptaba el presupuesto ofrecido por el propietario de la tienda, pero dejando claro que la factura de la reparación debía ser para Cáritas, quien pagó la reparación. Ante la sorpresa del propietario, tras entregarle la factura con el presupuesto, la mujer regresó con el dinero en mano y pidiendo que le diera un comprobante de pago a su nombre.

El propietario, que denunció el caso a través de Internet, dijo: “Es increíble. Conozco gente que lo pasa mal de verdad y que no tienen ni para comer y mientras tanto Cáritas pagando reparaciones de móviles”. El asunto ha saltado a las redes causando gran indignación.