pilar-rahola

Pilar Rahola está hundida con la situación de la familia Pujol, que encarna la corrupción por excelencia en Cataluña.

Rahola, a pesar de admitir los errores de la familia, no puede evitar sentir empatía por la situación actual del expresidente de la Generalitat y compañía:

No sé si hay otro líder político corrupto que tenga el ensañamiento a nivel de calle. No pueden dar un paso a ninguna parte.

Rahola se encuentra entre dos tierras, porque si bien dice en su intervención que la familia Pujol “ha hecho mucho daño al país”, añade:

La sentencia de la calle es durísima. ¿Cómo morirán? ¿Cómo viven el día a día? ¿Cómo van a dormir? No puedo evitar tener pena.

Siento pena porque Jordi Pujol haya dilapidado su legado y lo haya destruido