badia.jpg

Como viene siendo habitual, una quincena de independentistas, convocados por el Movimient Identitari Català y la Candidatura Ciutadana per la Independència, homenajearon y reivindicaron la figura de los hermanos Badia  -Miquel y Josep- fueron asesinados por la FAI. Eran militantes de ERC y todo apunta a la aquiescencia de Companys en este asesinato.

El bulo que se intentó expandir por Barcelona de que eran los falangistas los que habían asesinado a los hermanos Badía, nadie los creyó. Era evidente para todos que los hermanos Badía eran objetivos de Companys y de los anarquistas. Uno iba de separatista y los otros de internacionalistas. Sus tesis políticas eran absolutamente contrapuestas, pero su odio a los hermanos Badía era común.

Cierta analogía con las relaciones antinatura nacionalismo burgués y espíritu revolucionario apátrida de la CUP y el PDECAT, son inevitables.