expo-92-33-850x429

 

En el infecto programa de TV3% Divendres, el simpatizante del “prusés”, Antonio Bassas, habló de todo lo que significó las Olimpiadas para Barcelona y, sobre todo, todas las infraestructuras que quedaron para la Ciudad Condal tras el evento, como las rondas, palacio San Jorge, otras infraestructuras deportivas, y estadio olímpico, de cuyo nombre no quiero acordarme.

Indudablemente se puede estar de acuerdo con esas afirmaciones, pero se le olvidó comentar que todo eso esta financiado por todos los españoles. Pero el grado máximo de paroxismo lo alcanzó cuando mano a mano con la presentadora iban comentando la inutilidad de las infraestructuras construidas en la EXPO de Sevilla, las cuales están o inutilizadas o en estado de degradación.

Para información del ínclito periodista, decir que la EXPO, legó buenas infraestructuras para la ciudad, como la isla de la cartuja, la cual tiene una parte administrativa utilizada por la junta, otra parte lúdica, con un parque temático y otra parte tecnológica. Adicionalmente, dejó la estación de Santa Justa para el AVE y, como en el caso de Barcelona, dejó la SE-30 que es una ronda de circunvalación.

La verdad es que todos tenemos apego por lo nuestro. La tierra en donde uno nace, es la mejor del mundo, pero lo que no se puede hacer es mirarse el ombligo permanentemente, alabando lo propio y despreciando lo ajeno. Ciertamente el resto de españoles, ni somos mancos ni nos chupamos el dedo.