Sí, es verdad, no lo negamos hay guerras y muertes y desolación. Pero también una gigantesca campaña internacional para modelar la conciencia de Occidente y que asuman los ciudadanos responsabilidades que no les competen. Veamos ejemplo real de manipulación de cómo se prepara una falsa noticia.