La verdad es que no es muy difícil dejar cortado a Artur Mas, el 3% en pocos meses será una losa que lo dejará fuera de lugar. En la entrevista que le realiza Ana Pastor, las pelotas fuera son el único argumento de Mas. La cara es todo un poema. Lo malo de los políticos nacionalistas es que fuera de la zona de confort de TV3 ya no saben ni gesticular.