izquierda-derecha-germa-gordo-merce-conesa-santi-vila-1492076143821

Aunque Puigdemont se empeñe en negarlo Convergencia tiene un plan B, y no nos refereimos en este caso a la financiación, sino a presentar un candidato autonomista en caso de abandonar definitivamente el viaje a Ítaca, una inexistente tierra de promisión de un supuesto Estado catalán.

La grabación filtrada el pasado jueves en la que David Bonvehí, el número dos del PDECat, contempla la posibilidad de que el partido busque un candidato “autonomista” si fracasa el ‘procés‘ han puesto de nuevo sobre la mesa los perfiles más moderados de esta formación.

PRIMERO: Sin duda el nombre más conocido y más cotizado en un escenario de este tipo es el de SANTI VILA, actual ‘conseller’ de Cultura. Vila tuvo ya un perfil propio en el último gobierno de Artur Mas cuando mantuvo una excelente relación política y personal con la que entonces era ministra de Fomento, Ana Pastor, mientras él ocupaba la cartera de Territori i Sostenilibitat. En el contexto actual, si la hipótesis apuntada por Bonvehí llegara a concretarse, Vila es el nombre mejor situado aunque también podría optar a la alcaldía de Barcelona.

SEGUNDO: El segundo nombre que siempre aparece en las quinielas es el de la actual presidenta de la Diputació de Barcelona y alcaldesa de Sant Cugat del Vallès, MERCÈ CONESA. Se trata de una mujer pragmática forjada en la escuela de Lluís Recoder que ya abandonó el gobierno de Mas en el 2012 tras el primer adelanto electoral que acabó con un pacto con Esquerra para promover lo que finalmente fue el 9-N. Conesa tuvo un encontronazo el pasado mes de diciembre con el mismísimo ‘president’ de la Generalitat, Carles Puigdemont, a raíz de unas declaraciones en las que afirmaba que el referéndum “quizás no se podría hacer” y hacía una llamada al realismo.

TERCERO: El tercero en discordia podría ser el ‘exconseller’ de Justicia, GERMÀ GORDÓ, que también se mostró crítico en su momento con la aceleración del proceso independentista tras el pacto con la CUP para investir a Puigdemont. Gordó retiró finalmente su candidatura en el congreso fundacional del PDECat que ganó Marta Pascal pero mantiene su acta de diputado. Sus últimas declaraciones públicas han ido en la línea de cambiar de rumbo, pero en la últimas semanas ha desaparecido de la escena por su posible implicación en la trama del 3% que investiga un juez de El Vendrell sobre la financiación ilegal de CDC cuando él fue su gerente y cuando ocupó la Secretaria del Govern desde donde controlaba la oficina de contratación.