Occidente se está rescatando las leyes sobre blasfemia para favorecer al Islam. Dinamarca, por ejemplo, sigue teniendo una provisión en el código penal contra la blasfemia, pero hasta ahora sólo se había utilizado tres veces. La última vez fue hace casi medio siglo, en 1971. Sin embargo, el fiscal general de Dinamarca acaba de acusar a un hombre por quemar un Corán.

Por el contrario, en 1997, la radio pública danesa contrató a un artista que quemaba la Biblia y lo emitía por la televisión nacional. Nadie fue acusado, aunque hubieron quejas. Ahora un danés será juzgado por quemar en su jardín un Corán para después publicarlo en Facebook . Esta vez, el fiscal general, Jan Reckendorff, declaró:

La fiscalía considera que las circunstancias de la quema de libros sagrados como la Biblia y el Corán implica en algunos casos que puede haber una vulneración de la provisión sobre blasfemia, dedicada al escarnio o desprecio público contra una religión. (Aunque la única religión favorecida es la islámica, N. de la R.)

En Noruega, la ley contra la blasfemia se abolió en 2005. Una encuesta realizada en enero revelaba que el 41% de los musulmanes noruegos cree que la blasfemia debe ser castigada, y el 7% cree que la pena por la blasfemia en cualquier parte debería conllevar la pena capital. A ningún noruego se le ocurre jugar con el Coran, pues sabe que el propio Estado le podrá denunciar.

En Gran Bretaña, al menos un hombre ha sido enjuiciado y sentenciado por quemar el Corán (en 2011) y otros han sido arrestados en 2010 y 2014. Mientras, en Canadá, se están aprobando mociones contra la islamofobia, con el objetivo de prohibir gradualmente toda crítica al islam, y también parte de las leyes musulmanas contra la blasfemia. El Parlamento Provincial de Ontario aprobó unánimemente una moción contra la islamofobia en febrero. La moción pedía al Gobierno que “se posicione contra todas las formas de odio, hostilidad, prejuicio, racismo e intolerancia; que muestre su repulsa a (…) la creciente ola de retórica y sentimientos anti musulmanes” y “condene toda forma de islamofobia“. Ni que decir tiene que no se presentó ninguna moción como esta para proteger el judaísmo o el cristianismo.