Un año más, contra viento y marea, los veteranos Caballeros Legionarios han procesionado por las calles de Plafolls. Ni el Ayuntamiento con su extraño alcalde del Partido Suicida de Catalunya, ni los grupúsculos de la tribu etnicista, han impedido que los Caballeros Legionarios custodiaran el Santo Cristo. Las calles se llenaron para venerar el paso de la Santísima Virgen portado por miembros de la Cofradía Sant Lluís i Santa Maria, y al Santo Cristo.

pa3.jpg

pa2.jpg

pa1

Captura de pantalla 2017-04-14 a la(s) 10.14.03