parados.jpg 

Los políticos separatistas siguen haciendo el ridículo más espantoso, involucrando en un referéndum ilegal a uno de los colectivos más desfavorecidos como son los parados. Esto es extremadamente grave, teniendo en cuenta que luego, como ya se ha visto, los politicastros secesionistas enjuiciados cargan con las responsabilidades a los voluntarios.

Ante una más que probable prohibición del referéndum independentista por parte de los tribunales, el Gobierno catalán quiere volver a recurrir a voluntarios para que ocupen las mesas durante el día de la votación, como ya pasó en la consulta del 9-N. Pero en este caso, la Generalitat está pensando en crear una bolsa de voluntarios con personas que están en el paro según ha defendido la secretaria general de ERC y portavoz de Junts Pel Sí, Marta Rovira, en una entrevista a Rac1.

En este sentido, Rovira ha asegurado que la Generalitat está estudiando experiencias hechas en municipios como l’Hospitalet de Llobregat y Mataró y ha apuntado que detrás de la organización estará el Govern y que “Los políticos darán la cara y protegerán los funcionarios en todas las decisiones que se tomen para convocar la votación”… ¿Será verdad?