sueldos

En 1919 los diputados nacionalistas irlandeses se negaron a tomar posesión de sus escaños en el Parlamento británico de Londres y poco tiempo después proclamaron la independencia de Irlanda. En aquella época toda la isla irlandesa estaba todavía sometida a la corona Británica.

Aunque, por supuesto, no es el mismo caso que en Cataluña, puesto que aquí el separatismo se basa en argumentos falsos y distorsionados, lo que interesa de la comparación es lo impensable que resultaría que los diputados separatistas catalanes se negaran a ir a Madrid al Congreso de los Diputados y renunciaran a sus generosos sueldos y privilegios.

O sea que si realmente tienen arrestos para desconectar de España que sean coherentes y no acudan al Congreso, que representa la soberanía española y sobretodo desconecten de los copiosos emolumentos y prebendas financiados por los ciudadanos españoles. Hay un adagio que lo impide: La pela es la pela.

Billete-Pujol