Las izquierdas radicales en Cataluña vuelven a alabar con descaro y sin ningún miramiento al asesino no arrepenetido Arnaldo Otegui, del que han hecho una figura mítica y uno de sus referentes morales.

El separatismo de izquierdas ha reaccionado al unísono ante el anuncio de que ETA va a completar, el próximo 8 de abril, la entrega de su arsenal. Mientras el Govern mantenía un papel más cautamente institucional, los partidos independentistas de izquierda han subrayado el papel del líder aberzale Arnaldo Otegui.

Así, el portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha aprovechado para felicitar a la izquierda aberzale por “la enorme labor” que, a su juicio, ha llevado adelante para que el de este viernes sea “un muy buen día”.

Fuentes de la CUP han afirmado que “ahora toca destacar el compromiso de las personas de la sociedad civil que están detrás del desarme”. Preguntados si cabía destacar también el papel de Otegui la respuesta ha sido que era obvio que él es “uno de los artífices de este nuevo escenario”. Los anticapitalistas mantienen excelentes relaciones con Otegui; basta recordar el apoyo de David Fernàndez y Anna Gabriel al político vasco cuando aun se hallaba encarcelado y la invitación a que visitara el Parlament, tras ser excarcelado.

otegui-2017-5