14897750637770

La campaña informativa de Hazte Oír en contra de la salvaje imposición de la ideología de género en las aulas ha sido vetada sectariamente en Cataluña, cuyos dirigentes imponen la dictadura del matrix progre saltándose la ley a su antojo, siendo detenido el autobús informativo de esta entidad sin la correspondiente orden del juez, atropellando los derechos y las libertades más elementales.

Huevos, salsa de tomate, empujones y una inmovilización cautelar del autobús informativo de Hazte Oír. Así se ha producido el primer intento fallido de la plataforma para llevar a cabo su campaña informativa en Cataluña. El vehículo tenía previsto empezar este viernes su ruta en el municipio de Pallejà (Baix Llobregat), a las puertas de Barcelona. Pero los Mossos d’Esquadra lo han retenido a escasos kilómetros en el peaje de Martorell (Baix Llobregat), después de que el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia haya abierto un expediente sancionador. La resolución de la Generalitat solicitaba adoptar, de manera urgente, todas medidas cautelares “para el cese inmediato de su circulación”. También les han multado con 1.700 euros por “atentar (según ellos) contra los derechos de lesbianas, gais, bisexuales, transgénero e intersexuales”. Tras la inmovilización, el presidente de la plataforma, Ignacio Arsuaga, se ha dirigido en taxi a una gasolinera situada fuera del casco urbano de Pallejà, donde tenía previsto dar una rueda de prensa. Pero también ha tenido que desistir en su intento. El portavoz ha sido recibido por decenas de manifestantes que le han lazado huevos, salsa de tomate y pintura. Tras varios minutos de tensión con forcejeos y empujones, Arsuaga ha vuelto en taxi de vuelta al peaje de Martorell, donde el autobús seguía retenido por varias dotaciones de los Mossos d’Esquadra.