armes2

La Policía ha decomisado 10.000 armas de guerra así como el material necesario para “reactivarlas” en una operación desarrollada en Girona, Vizcaya y Cantabria. Se trata de fusiles, ametralladoras antiaéreas, obuses y granadas que una red reparaba con el objetivo de venderlas “a grupos terroristas y de delincuencia organizada”.

La operación -denominada ‘Portu’- tuvo su origen en el seguimiento que los investigadores llevaron a cabo de las armas utilizadas por un terrorista en el atentado contra el museo judío de Bruselas el 24 de mayo de 2014, en el que resultaron muertas cuatro personas por los disparos de un ciudadano de nacionalidad francesa y de origen argelino.

Todo indica que desde Gerona y otras partes de España salen armas para el yihadismo. ¡Por favor que alguien avise a Àngel Colom!