ramonberenguer1Ramón Berenguer IV el Santo, fue Conde de Barcelona, Gerona, Osona, Cerdaña y Ribagorza, y príncipe de Aragón.

Si uno pasea por la Avenida de la República Argentina, del parque del Retiro en Madrid, se encontrará una escultura suya. Pero ¿No habíamos quedado que en Madrid nos odian a los catalanes?

La escultura tiene mucha historia. Originalmente fue concebida por el fraile benedictino Padre Sarmiento, entre 1750 y 1753, como parte de una serie de esculturas (140) para la decoración exterior del Palacio Real, en época de Carlos III.  (¡Era la época de “dominio” borbónico! ¿cómo es posible que pensaran en un catalán?, dirá más de un separatista) .

En 1842 fueron restauradas por Francisco Elías y José Tomás, distribuyéndose por diferentes lugares. La de Ramón Berenguer llegó al retiro en 1847.

Ya sabe la historia, si es un separatista catalán y pasea por el retiro, se podrá en contrar la escultura de un compatriota bien cuidada (sin pintadas, huevos estrellados o tirada al suelo).