ENTREVISTA A Agustín R. Rodríguez González: “España tuvo la gloria de evitar una gravísima amenaza para Europa”


Agustín Ramón Rodríguez González (Ed.) es doctor en Historia y académico correspondiente de la Real Academia de la Historia. Reconocido especialista en historia naval, ha publicado hasta la fecha 42 libros, de los cuales se han editado en Sekotia Victorias por mar de los españoles (5 ediciones), Otras victorias por mar de los españoles; Drake y la Invencible, La batalla de El Callao. En esta entrevista analiza su libro Lepanto, la batalla decisiva.

¿Por qué un libro sobre la batalla de Lepanto?

Al hilo del 450 aniversario de la batalla, valorando su importancia en la Historia de España, de Europa y del Mundo, y contestando a los que pretenden negar que fue una victoria decisiva. Y sin olvidar su reflejo en la vida y en las páginas de Cervantes, incluso en “El Quijote”.

¿Qué es lo que aporta de novedoso este trabajo frente a todo lo que se había escrito sobre ello?

Básicamente, aparte de analizar y narrar los antecedentes y desarrollo de la expansión otomana en el Mediterráneo, señalar la evidente decadencia de la marina otomana en lo sucesivo. Aunque siguió existiendo, básicamente estuvo a la defensiva y fue ya solo una amenaza menor, como la piratería berberisca, y no la amenaza estratégica que había sido hasta entonces, con la posibilidad real de invasiones.

¿Por qué la califica de batalla decisiva y qué importancia tuvo en la historia? ¿Hasta que punto esta batalla es una gloria de España, un evento del que sentirse muy orgulloso?

Los planes de expansión otomanos fueron frenados decisivamente en Lepanto, aparte del primer parón con su derrota al intentar dominar la isla de Malta. Desde allí era previsible que, tras la península de los Balcanes, hubieran sido invadidas la Itálica y la Ibérica, con la ayuda en ésta de los moriscos. Cabe imaginar las consecuencias de todo ello, así como la posible salida al Atlántico de los otomanos. Claramente en esa batalla España tuvo la gloria de evitar una gravísima amenaza para Europa.

¿Qué relación existía entre la Monarquía Española, las repúblicas de Venecia y Génova y los Estados Pontificios y cómo y porqué se pusieron de acuerdo tras las rivalidades y conflictos anteriores?

Pese a problemas puntuales anteriores, lo cierto es que se unieron para hacer frente a una gravísima amenaza, y ello en buena medida gracias al liderazgo del Papa Pío V. La más renuente a ella fue Venecia, contraria a la hegemonía española en Italia, aparte de que su comercio dependía de la buena voluntad de Estambul, trayendo a Europa mercancías de Asia con altos beneficios. Ello explica también que, pese a lo acordado, volviera pronto a hacer las paces con Estambul, impidiendo la explotación del éxito.

¿Era simplemente la otomana una amenaza geopolítica o la posibilidad del fin de la cultura europea?

Si observamos lo que ha pasado en los territorios que logró dominar: Asia Menor, Anatolia y los Balcanes, resulta evidente que la cultura europea hubiera quedado al menos muy lastimada y reducida tanto en su desarrollo como en su divulgación por todo el planeta.

Usted ofrece una descripción general de los personajes clave, los hombres –y alguna mujer– que allí lucharon, sus buques, las armas y tácticas de la guerra naval de la época. ¿Por qué son importantes estos datos técnicos?

Para entender las razones de la victoria y porqué fue tan aplastante, en especial sobre un enemigo que parecía invencible hasta entonces. Y para mostrar que, pese a la insistencia en lo contrario, los buques, tácticas y armas españolas eran los más avanzados para la época y por tanto, capaces de derrotar a un enemigo hasta entonces considerado invencible.

También muestra el desarrollo de las largas y complejas campañas que antecedieron y siguieron a la crucial batalla. ¿Por qué es importante conocerlas?

Es imprescindible para entender lo que se decidía en la batalla y como la amenaza iba creciendo desde al menos la caída de Constantinopla, el último vestigio del Imperio Romano y llamada la “Segunda Roma”, así como las amenazas e invasiones otomanas incluso en la Europa Central, con objetivos como Viena o Budapest.

¿Se podría decir que los españoles, en general, conocen poco de esta batalla…incluso a las nuevas generaciones en el mejor de los casos les suena vagamente, pues la corrección política de los sistemas educativos la ningunea?

Creemos que se ha enseñado poco y mal lo que estaba en juego y lo que se salvó en ella, seguramente influidos porque países emergentes por entonces como Francia, los Países Bajos o Inglaterra, pensaron que el enemigo de su enemigo (la Monarquía española) era su amigo, o al menos les facilitaba su lucha contra los españoles, y eso, aparte de otras cuestiones más recientes, ha dejado su huella en su consideración sobre la batalla, que tienden a relativizar, dudando de su efectividad real. Se basan en que, pese al triunfo, no se recuperó territorio alguno del enemigo, pero si hubiera sido así, hubieran criticado ese imperialismo expansionista.

En definitiva, ¿Por qué recomendaría leer el libro?

Creo que es un buen análisis, en lenguaje accesible, de una situación que pudo ser muy peligrosa no sólo para el sur de Europa, sino para todo el mundo, debido a como se hubiera visto alterado en la época de la gran expansión oceánica de los europeos, con todas sus repercusiones comerciales, económicas, culturales, etc.

Por Javier Navascués



Categorías:Entrevistas, Hispania

1 respuesta

  1. ¡Gloria a los guerreros caídos en Lepantos!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: