PILOTOS ESPAÑOLES EN LAS FUERZAS AÉREAS ALEMANAS (1941-1944): LA ESCUADRILLA AZUL


pp
pilotos españoles de la Escuadrilla Azul

Así como la gesta de la División Azul en Rusia (que con los sucesivos relevos llegó a tener casi 50.000 miembros) es muy conocida por el gran público en España, si no en los detalles, si por lo menos en cuanto a su existencia, no lo es tanto, en cambio, el hecho de de que 5 escuadrillas con casi 100 pilotos españoles participaron en la II Guerra Mundial en el frente ruso, integrados en la Fuerza Aérea alemana (Luftwafe). Se las conoció como “Escuadrillas Azules”. Entre octubre de 1941 y marzo de 1944 los pilotos españoles participaron en 4944 servicios de guerra y 611 combates aéreos, consiguiendo abatir 164 aviones rusos. 19 pilotos españoles murieron en combate o por accidentes.  En los últimos 20 años se han publicado en España dos interesantes libros muy documentados, contando además con abundantes fotos y testimonios, a cargo de dos prestigiosos historiadores militares, Carlos Caballero Jurado y Jorge Fernandez Coppel, que explican la apasionante historia de estos pilotos.

Desde el momento, en 1941 en que el gobierno español decidió el envio de una fuerza de voluntarios española a Rusia a luchar junto al ejército alemán, las autoridades militares del Aire españolas presionaron para que el contingente incluyera también un componente aéreo. Para los generales del Aire españoles la ocasión era una gran oportunidad que no debía desaprovecharse de que pilotos españoles participaran en la Guerra junto a la aviación más moderna y mejor preparada del mundo entonces, la alemana y adquirieran el dominio de las técnicas de combate más avanzadas de la época.

La primera Escuadrilla, compuesta de 17 pilotos cuidadosamente seleccionados entre los mejores de la Fuerza Aérea española, al mando del comandante Salas Larrázabal, partió hacia Alemania el 14 de julio de 1941. También llevaba consigo un imprescindible “Escalón de Tierra” de casi 100 mecánicos y técnicos armeros.  Tras un periodo de 3 meses en la Escuela de Caza de Werneuchen, cerca de Berlin, para acabar de familiarizarse con manejo del moderno caza alemán “Messerschmitt 109” (aunque ya lo conocían por los aviones de este tipo que tenía la aviación española), los pilotos españoles llegaron al frente ruso a principios de octubre. La Escuadrilla española, a diferencia de de la División Azul, no luchó en el sector Norte del frente ruso (Leningrado) sino en el sector Centro (Moscú).

La Primera Escuadrilla española luchó hasta febrero de 1942.Estuvo desplegada no en una sino sucesivamente en varias bases aéreas: Moschna, Klin, Kalinin, Vitebsk entre otras. Así pues estuvo en constante movimiento siguiendo el ritmo de las ofensivas y contraofensivas alemanas y rusas. En el de Kalinin llegaron a tener que participar en combates terrestres contra los tanques rusos que estuvieron a punto de tomar la base. La Escuadrilla participó en estos meses en 246 servicios de guerra, derribó 10 aviones rusos y destruyó otros 4 en tierra. Murieron 6 de sus pilotos. Todos ellos recibieron del Mando alemán la Cruz de Hierro y el comandante Salas la Cruz Alemana en Oro, una condecoración por encima de la Cruz de Hierro. (Era una vistosa esvástica de oro que se llevaba en el pecho).

La Segunda Escuadrilla española al mando del comandante Julio Salvador tardó varios meses en organizarse. Llegó al frente ruso en junio de 1942 y estuvo hasta noviembre. Participó en 1428 servicios, derribó 16 aviones rusos ( más 4 probables)  y murieron 2 de sus miembros.

La Tercera Escuadrilla española al mando del comandante Ferrándiz operó al principio desde la base de Orel y tuvo una actuación muy destacada Entre diciembre de 1942 y junio de 1943 participó en 1164 misiones de guerra y 112 combates  consiguiendo el derribo de 64 aviones rusos . A partir de abril los pilotos españoles empezaron a volar en un nuevo caza alemán más moderno y mejor armado, el Focke Wulf 190

La Cuarta Escuadrilla  española al mando del comandante Cuadra Medina tendría la actuación más brillante de todas, entre julio de 1943 y febrero de 1944. Nada más llegar participará en la recién iniciada Batalla de Kursk (Operación Ciudadela), una de las mayores batallas de la II Guerra Mundial. Fue una monumental batalla tanto de tanques como  aérea, aunque la base de Orel estaba relativamente alejada del epicentro de la batalla. A partir de agosto de 1943 afrontará el contraataque ruso en la conocida precisamente como Batalla de Orel. Toma parte en 1918 misiones de vuelo  y 277 combates aéreos derribando a 74 aviones soviéticos. Perdió 10 pilotos. En febrero llegó una Quinta Escuadrilla al mando del comandante Murcia pero apenas llegó a volar ya que enseguida llegó la orden de repatriación a España.

Los pilotos españoles de las Escuadrillas Azules manejaron aviones muy avanzados para la época, entrando en contacto por primera vez con el empleo de elementos como el radar, el colimador (una especie de pantalla electrónica donde se reflejaban los aviones enemigos que se localizaban y encuadraban así de forma más efectiva que con la simple vista) o el uso de minas aéreas (los primeros cohetes aire-aire). Participaron en todo tipo de misiones, combates aéreos, ataques a tierra, misiones de vigilancia… Algunos de sus combates más duros fueron contra los bombarderos rusos en defensa de sus propias bases que eran constantemente atacadas desde el aire.

En uno de los aeródromos que utilizaron, el de Russa, coincidieron con la Escuadrilla de un piloto  alemán legendario, el comandante Hans Ulrich Rudel. Rudel fue un piloto portentoso que con su Ju-87 “Stuka” de ataque a tierra destruyó entre 1942 y 1945, 517 tanques soviéticos, 19 aviones en tierra y hundió 2 acorazados. Por ello fue el único soldado alemán en toda la II Guerra Mundial que obtuvo la más alta condecoración militar del Reich; la Cruz de Caballero con Hojas de Roble, Espadas y Diamantes.  En su libro de memorias, “Piloto de Stuka” se referirá a los pilotos españoles como “ muchachos magníficos que se baten admirablemente”.

El piloto español, que más victorias logró fue el capitán Gonzalo Hevia con 12, seguido del comandante Mariano Cuadra Medina  con 10. Los pilotos españoles de las Escuadrillas Azules recibieron numerosas condecoraciones alemanas y españolas entre ellas más de 70 Cruces de Hierro. Muchos de sus miembros tuvieron carreras brillantes y alcanzaron el generalato y altos puestos. El ya general Cuadra Medina llegó a ser ministro del Aire a principios de los 70. La Escuadrillas Azules conforman una página especialmente brillante  en la historia de la Fuerza Aérea española.

RAFAEL MARÍA MOLINA. HISTORIADOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s