ENTREVISTA A Lidia Falcón: “Los transexuales quieren abolir la realidad”


Lidia Falcón O’Neill es una conocida política y escritora española. Licenciada en Derecho, Arte Dramático y Periodismo y doctora en Filosofía, se ha destacado por su defensa del feminismo España, especialmente durante la Transición. En esta entrevista analiza, desde el sentido común, algunas de las propuestas disparatadas de las feministas actuales que pretenden por ejemplo cambiar el lenguaje para que ya no existan padres ni madres, ni hombres ni mujeres.

¿Por qué usted como feminista y militante de izquierdas está escandalizada del rumbo que han tomado muchas feministas actuales promoviendo la ideología de género en donde, según ellos, cada persona puede elegir el sexo que quiera?

Porque cualquier persona con sentido común y una moral social adecuada tiene que escandalizarse. Yo estoy triste porque esta sociedad no se ha escandalizado por estos proyectos. Cuando el año pasado oí como defendían una propuesta de ley en la que iban a cambiar el lenguaje y ya no iba a haber ni mujeres ni hombres, ni padres ni madres, sino progenitores gestantes y progenitores no gestantes pensé que no se podía soportar semejante disparate. Se trata de hacer desaparecer a las mujeres. En consecuencia ya no hace falta el feminismo. Todos los avances que hemos conseguido con la lucha feminista pueden eliminarse. Acaban de darle el premio del Instituto de la Mujer a una transexual. También en el premio de cine de mujeres, varias transexuales. Si cualquiera puede ser mujer, muchos hombres se convertirán en mujeres. ¿Y eso es de izquierda? ¿Ese es el país que queremos? ¿Dónde están los dirigentes políticos y pensadores que se manifiesten rotundamente en contra de esta distopía? En Madrid, donde el PP lleva gobernando 25 años, se ha aprobado la ley transgénero y se ponen sanciones administrativas a quien se muestre en desacuerdo.

 Esto ya no entra en categorías de izquierdas o derechas.

Así es son categorías antropológicas, o ¿Ya no hay hombres y mujeres en el mundo? ¿Ya no hay hembras y machos en las especies mamíferas? ¿En qué distopía estamos? ¿En qué locura estamos?

¿Es negar la realidad?

Naturalmente. Las camaradas estaban hablando de abolir el género. Yo el término género tampoco lo comparto. Es un concepto lingüístico completamente vacío. ¿Qué es esto de género? ¿Qué es esto de abolir el género? Lo que está haciendo está gente es abolir la realidad. A través de la fecundación en este mismo instante se determina el sexo de la nueva criatura. Se juntan los gametos los xx y los xy y es el azar el que determina que luego hormonalmente sea un niño o una niña.

Y no solo el sexo, sino uno se puede sentir un caballo o un árbol…

Eso ya lo están haciendo. Parece que algunas personas están mentalmente muy mal y están exigiendo que les reconozcan que si se sienten perro o pez sean y se les trate como un perro o un pez. Pero las enfermedades mentales existen desde siempre y se ha trabajado desde la psiquiatría para intentar ayudarles porque estas personas sufren. Yo estoy dispuesta a pagar mis impuestos para que la Seguridad Social se ocupe de ellos. Lo que no estoy dispuesta a que una locura me la hagan pasar por normal. Los hombres y las mujeres nos diferenciamos por los órganos reproductores y sexuales y naturalmente por los caracteres sexuales secundarios que son los que nos presentan ante otras personas como hombres o mujeres. Y eso es así desde hace un millón de años y ahora querer cambiar la naturaleza humana y pretender que se convierta en ley, para que todo el mundo cumpla esa ley, es una locura.

¿Quiénes promueven estas ideologías están perdiendo la razón o saben muy bien lo que hacen?

Están las dos términos de este conflicto. Los que dirigen lo saben muy bien y sacan beneficios. El negocio lo realizan las farmaceúticas, los médicos, los cirujanos, clínicas estéticas que están haciendo cambios tanto en la apariencia física como en la reasignación de sexo en las que están castrando a niños y haciendo mastectomías dobles a las niñas, como una niña en el Reino Unido que ha presentado una reclamación judicial y la está ganando contra los médicos que aceptaron cortarle los dos pechos a los 16 años. Esta muchacha firmó el consentimiento cuando no tenía capacidad emocional ni madurez mental para hacerlo.

Una sociedad sana no puede consentir estas aberraciones.

A nuestros menores hay que protegerlos y tenemos que hacerlo la sociedad entera, no solamente la madre y el padre, que pueden ser otros degenerados o locos, como por ejemplo la madre que lleva al Parlamento de Extremadura a su niño disfrazado de niña y da un discurso que le han escrito diciendo que tiene que ser una niña. Lo que me sorprendió es que todos los partidos aplaudieron. Ya no tengo más voz para gritar, porque estoy indignada. ¿Donde están los partidos confesionales? ¿Donde están los católicos? ¿Donde están los sensatos? ¿Y la izquierda, cree que es de izquierda consentir semejantes disparates?

También se dan aberraciones como querer dar educación sexual o enseñar a masturbarse a niños de tres años…y hacer apología de la pedofilia.

Han pervertido una o dos generaciones. Hemos salido de una represión sexual que nos tenía atados, pero hemos llegado al caos, a un mundo donde ya no hay normas y todo vale, aquí ya no hay moral. Yo pido la libertad para que cada uno escoja su camino, pero naturalmente dentro de la sensatez y de acuerdo con lo que es la realidad humana.  ¿Es que acaso es de izquierda hormonar o bloquear la hormonación a los niños? ¿Permitir que los menores de 16 años vean pornografía en Internet?

En el tema transgénero se dan situaciones surrealistas, en donde un hombre atlético, que se cree mujer, compite contra mujeres y arrasa en el deporte femenino…

Esto es una estafa, es un engaño, espero que las deportistas se pongan a la tarea de denunciarlo porque todo no lo puedo hacer yo. ¿Qué hacen estas chicas que se encuentran con un levantador de peso que mide 50 centímetros más que ella, pesa 20 kilos más y tiene una masa muscular mucho más fuerte? ¿Cómo van a competir? Tienen que protestar porque la mayoría de la sociedad está pasmada y callada. El delito de odio lo aprobó el PP con mayoría absoluta y otros partidos se opusieron pero ahora lo están utilizando. Podemos no estaba en el Parlamento entonces, pero ahora lo utiliza porque les va bien. Profundamente demócratas y que defiendan la libertad de expresión no hay tanta gente.

Por Javier Navascués



Categorías:Entrevistas

6 respuestas

  1. Nunca he sido amigo del comunismo ni de los comunistas, aún así debo de admitir que doña Lidia Falcón siempre me cayó bastante bien, porque de alguna manera admiré su tesón y valentía defendiendo los derechos de las mujeres en los revoloteados años de la transición española. Ahora debe tener ochenta y pico de años y curiosamente como le ocurre también al señor Guerra, se ve obligada a salir a la palestra para poner un poco de orden a tanta atrocidad como se ve, oye y palpa en este mundo un tanto alocado que tanto gusta de exaltar a las agrupaciones de izquierda. Con toda seguridad el Coletas y su esposa como ministro de Igualdad estarán encantados con estas manifestaciones de última hora, que van vociferando a bombo y platillo las asociaciones de feministas. A nadie le extraña para nada oír decir que las mujeres podrían tener barba, o los hombres nos deberíamos pintar las uñas. En fin, por mucho que insistan hay una cosa que por lo menos conmigo nunca conseguirán, y es que me ponga unos zapatos de tacón .

    Me gusta

  2. La división es darwininiana: afecta a las mentes más débiles y más prescindibles. La cuestión está clara: evita como a la peste, a la gentuza que te venga con este tipo de teorías, propias de la ingeniería social marxista. El machismo sigue bien activo en el narcoislamismo y en el anticomunismo, sin que a nadie le importe.

    Me gusta

  3. La hija de Almudena Grandes les ha salido patriota, católica y falangista, queda esperanza para los Hijos de los Marqueses de Galapagar: Queda esperanza para España y para el mundo si hasta los hijos de los globalistas están empezando a abrazar las ideas inmortales del cristianismo, de Sócrates, Platón y Aristóteles, las bases de occidente desde hace 2.000 años.

    La Falange – Elisa Garcia Grandes sobre Nacional Sindicalismo 04-12-2020

    Me gusta

  4. A mí todo este rollo de las guerra civiles (por la pasta pública) que se traen las feministas, los queer, los LGTBI y demás parásitos, me provoca una mala leche increíble. La cuestión es querer imponer el pensamiento único y no trabajar. Pero la biología siempre tiene la última palabra, les guste o no.

    Le gusta a 1 persona

    • Si sólo fuera pasta no me importaría, lo malo es la división que han provocado entre hombres y mujeres mediante la ingeniería social que ha logrado la ideología de género. Los planes de los globalistas es exterminar la raza blanca, dado que la sprácticas de ingeniería social no la simplementan en los países que son bombas demográficas como el mundo islámico o el Africa negra, sino contra los países de raza blanca que ya tienen hundida la natalidad desde hace 50 años.en el caso de España y más en países como Holanda o los países escandinavos

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: