“Todas las banderas rotas” por Salvador Sostres


1421445789-kqwE--620x349@abc.jpg

Fue Jaume Clotet quien tuvo la idea de arriar la bandera nacional del palacio de la Generalitat durante la manifestación de apoyo al presidente inhabilitado que tuvo lugar el pasado viernes en la plaza de San Jaime de Barcelona. Haciendo gala de su habitual cobardía, y de esa especialidad tan suya de que otros paguen el precio de lo que él presume, llamó a Pere Cardús, el chuti en cap de Quim Torra, para instarle a que lo hiciera. Cardús, otro valiente, tampoco se atrevió a proceder, y su hombría pasó por franquearle la entrada a palacio a un propio de la ANC, que materializó sin dudarlo la idea –y la orden– de Clotet. Al cabo de unos minutos, este insigne club de soldados de pacotilla recordó dónde está Puigdemont, y dónde Junqueras, y volvieron a izar a España por encima de su irredentismo –y de sus cabezas. No hizo ni siquiera falta ningún requerimiento oficial: bastó con que se tomaran un respiro para recordar lo que hacen y lo que son. Farsa. Ensoñación. Tuvo toda la razón el juez Marchena no tomándoles en serio.

Jaume Clotet ha sido el más insigne enterrador de políticos catalanes. Se cuentan por cadáveres sus asesorados. Durante el tripartito fue el chuti de Joan Puigcercós y le convenció de que arriara la bandera española cuando fue nombrado consejero de Gobernación, provocándole el ridículo de tener que volver a izarla al cabo de unos minutos. Hay que decir que por lo menos Puigcercós tuvo el pundonor de arriar la bandera él mismo. Al siguiente consejero de Gobernación, el doctor Joan Carretero, lo emborrachó delante del periodista Jordi Barbeta, y con media docena de whiskys, pactaron unas incendiarias declaraciones insultando al entonces president, Pasqual Maragall, que provocaron la expulsión del doctor del Govern.

Su siguiente víctima fue Neus Munté, a quien Puigdemont echó de consejera de su gobierno porque filtró a «El País» una versión equivocada de la remodelación del Govern en julio de 2017 que afectaba a los consejeros que no querían participar en la organización del referendo ilegal de 2017, entre ellos «su» consejera. Clotet también filtró al periódico de Prisa que Puigdemont iba diciendo que el referendo no iba a poder celebrarse por culpa de Oriol Junqueras. Pocos días después, Munté dejaba de ser consejera de la Presidencia.

Su penúltimo cadáver ha sido el de Elsa Artadi, la gran esperanza blanca de Convergència hasta que Clotet se hizo cargo de su estrategia política y le recomendó irse al Ayuntamiento de Barcelona para no quemarse como consellera ni como sustituta de Puigdemont en el medio plazo. El contexto municipal era el más tétrico en décadas para los convergentes, y la pobre Elsa obtuvo el peor resultado de la historia del partido en la capital catalana. Tras una campaña nefasta, ideada por el propio Clotet, ERC les dobló en número de escaños y hasta el PSC quedó por delante. Y así Artadi se quedó en lo que puedo haber sido y no fue, aparcada de concejala menor y sin ningún peso ni capacidad de decisión en el Ayuntamiento de Barcelona. Además, los excesos verbales de Clotet, sus insultos –siempre por detrás– a Puigdemont y a Torra diciendo que están «amortizados», con la idea promocionar a su patrocinada, la han condenado al ostracismo no sólo municipal sino también en la línea sucesoria, porque sobre todo Puigdemont ha dejado de verla como una musa para pasar a verla como una traidora.

La arriada de la bandera nacional de pasado viernes fue la más breve de todos los tiempos, superando en dos minutos a la de Joan Puigcercós en el departamento de Gobernación. La más breve y la más anónima: Clotet encarna el cinismo con que algunos dirigentes independentistas usan a «la infantería» de carnaza para ganar ellos puntos como patriotas, siempre a costa del riesgo y del sufrimiento ajeno.

Las banderas de Jaume Clotet acaban siempre rotas y es él quien las rompe justo antes de tener que pagar el precio de defenderlas.

Salvador Sostres en Abc

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s