Greta Thunberg: la abolición del pensamiento adulto


greta.png

Greta Thunberg es el personaje del momento, la niña mesías que nos va a salvar del apocalipsis capitalista climático. No sabíamos qué pensar los adultos, y entonces apareció Greta Thunberg para indicarnos el camino.

Cualquier adulto hace unos años habría percibido de inmediato, durante el primer minuto que vio a esta niña, que se encontraba ante un apabullante caso de manipulación mediática, particularmente infecto por la utilización de una niña vulnerable de 15 años, diagnosticada de autismo, mutismo selectivo, trastorno obsesivo-compulsivo y TDAH, la cual según Wikipedia insistió en que su familia se volviera vegana y dejara de volar en avión para así reducir su huella de carbono.

Si una niña de 15 años, al menos hace algún tiempo, exigía a sus padres que fueran a Ferraz a apoyar desde la calle al líder del PSOE, o al Palmar de Troya a expresar su compromiso con la salvación de la humanidad, más que nada todo el mundo se hubiera preguntado qué clase de padres tenía esa niña, y desde luego que la niña no era más que un reflejo del activismo, la militancia o los desfases de los propios progenitores. Ahora se supone que los padres no viajan en avión o sólo comen alubias porque Greta se lo dice, son ellos el reflejo del pensamiento y la militancia de Greta. O eso pretenden que nos creamos.

Sin embargo, ¿alguien cree realmente que si Greta Thunberg aparece en todos los telediarios es porque lo ha decidido alguien de 15 años? ¿Greta Thunberg tiene algo que ver con el éxito de Greta Thunberg? Y si Greta Thunberg sólo es un producto, como el agua imantada o un disco de Pablo Alborán, ¿quién es el vendedor? ¿Quién o quiénes mueven los hilos? ¿Quiénes han decidido que esta niña sea famosa y por qué? Y ya por preguntar, ¿cuántos millones facturan al año esas persona y en qué?

¿alguien cree realmente que si Greta Thunberg aparece en todos los telediarios es porque lo ha decidido alguien de 15 años? ¿Greta Thunberg tiene algo que ver con el éxito de Greta Thunberg?

Hay algo perverso y perturbador en que la portavoz del pensamiento dominante sea una niña de 15 años. Una niña de 15 años no puede votar. Si pidiera una hipoteca o un crédito sería nulo. No podría comprar acciones o invertir en bolsa a través de un contrato de derivados. O comprar un arma. O pilotar una moto de 190 caballos de potencia. O apostar en una carrera de caballos, contratar un seguro, pactar una permanencia con una compañía de teléfonos… Si Greta tuviera relaciones sexuales con un adulto de 40 años lo meterían en la cárcel. La mayoría de edad para determinadas acciones es una medida de protección hacia los menores, porque aún les falta el grado de madurez suficiente para tener criterio respecto a ciertas cuestiones en las que podrían ser objeto de todo tipo de estafas y manipulaciones.

Una niña de 15 años no tiene criterio, con todos los respetos, para explicarnos los fundamentos de la antropología, la biología, la climatología, la política o la economía, es así o todas las protecciones sociales hacia los menores no tienen sentido. ¿Alguien quiere convencernos de que para salvar al planeta (porque llega el apocalipsis, un clásico) hay que arrepentirse de los pecados, hacer penitencia, convertirse al comunismo y comer hamburguesas de tofu? Pues estupendo, pero que nadie use a una niña de 15 años como escudo, que salga a defender el mensaje por sí mismo.

Salvemos a Greta

Greta Thunberg es una niña objeto, un instrumento, un personaje al que tendrán bajo el foco mientras cumpla sus fines, hasta que la achicharren mediáticamente, momento en el que seguramente también la habrán achicharrado personalmente. ¿Aunque qué es la vida de una niña frente a la salvación del planeta? Las focas no son sacrificables, las niñas pues bueno.

Que el discurso dominante elija niñas de 15 años para decirnos lo que debemos pensar tampoco resulta precisamente tranquilizador ni dice mucho de nosotros. Si antes había que proteger a los menores de los chanchullos en los que le podía involucrar un adulto, parece que ahora estamos en una era en la que no sería adecuado mantener un nivel discursivo superior al de una niña de 15 años (aunque sea un lorito que repite el discurso de unos adultos ocultos). No es que nos diga lo que tenemos que pensar una niña de 15 años, es que se quiere abolir el pensamiento adulto. Que el discurso dominante considere que el referente intelectual del humano medio se corresponde ahora al pensamiento de una niña de 15 años dice bastante poco de nosotros. Vale que nos manipulen, pero que no lo hagan poniendo en evidencia un desprecio tan grande por nuestra inteligencia. Claro que si pastorear a las masas a través de los eslóganes precocinados de una niña da buenos resultados, a lo mejor no nos están menospreciando, sino que nos están retratando.

Fuente: Navarra confidencial



Categorías:Opinión, Revista de prensa

4 respuestas

  1. Lamentablemente, es una práctica que se está utilizando estos días muy a menudo: utilizar a menores como abanderados de causas. Es perfecto, porque ¿quién puede criticar, aunque sea racionalmente, a un niño, sin que le salten a la yugular?

    Me gusta

  2. Habría que juzgar a los padres de la niña, por no ejercer su protección…, ahora, los vínculos del entorno de la niña con la “religión” del Fraude Climático ya ha quedado expuesta… Fraude Climático que deviene en el nuevo gran negocio mundial, por encima de otros tradicionales, como el petróleo, etc…., que va a extraer muchísimos fondos de todas las naciones con los cupos de emisiones que quieren imponer y que van a ir, como siempre, al bolsillo de las élites que mangonean todo… y, además, con este control van a impedir que muchas naciones en vías de desarrollo puedan prosperar… o sea, maldad y conductismo en estado puro… pero a la niña, de seguro que le dan un Premio Nobel, de otro lado ya totalmente devualuados…, al igual que Suecia, un país que ha decidido autosuicidarse al abrazar totalmente todas las campañas destructivas del Globalismo, empezando por la inmigración brutal que han aceptado… y a la que se han rendido; sólo hay que conocer los folletos y consignas que las Ministrillas que les rigen editan, conminándoles a aceptar sin paliativos a los inmigrantes… y sus costumbres no precisamente respetuosas con los derechos humanos, especialmente si se refieren a las mujeres

    Me gusta

  3. Es tan sólo una pregunta, una inquietud:
    ¿Cabría preguntarse si este movimiento alrededor de Greta es también indirectamente un paso más hacia una futura legalización de relaciones sexuales sin un límite de edad jurídicamente punible? Si a una niña de 15 años (ahora 16) se le presupone capacidad intelectual para dar leciones al mundo sobre lo que hay que hacer para defender e impulsar el hediondo negocio apocalíptico creado por Al Gore y adléteres, cabría presuponer que muchos niños y niñas de esa edad, o menores, sanos, sin esas taras psíquicas que nos dicen que padece la niña Greta (Asperger, TDAH, etc.), tendrán también capacidad de decisión y elección en sus relaciones sexuales. Capacidad por encima de la de sus propios padres.
    Ya no estaríamos entonces sólo ante la abolición del pensamiento adulto, que queda muy bien explicado en el artículo, sino también ante la abolición definitiva de la familia como institución fundamental responsable de la formación y educación de los menores. Aunque sobre esto ya sabemos algo en España, con las últimas leyes de educación sexual de los niños en ciertas comunidades.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

DESPERTA

Red sociocultural

A %d blogueros les gusta esto: