Nuevamente la Guardia Civil señala a Trapero como pieza clave del 1-O


1504205905_010618_1504206012_noticia_normal

“La figura de Trapero es imprescindible para la estrategia independentista”, ha asegurado este lunes en el Tribunal Supremo el comandante de la Guardia Civil que ejerció de número dos de la investigación llevada a cabo por el instituto armado sobre el 1-O.

El comandante explicó que, tras las primeras tensiones entre el mayor de los Mossos, José Luis Trapero, y el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, el secretario general de Interior de la Generalitat, Cèsar Puig, escribió a Joaquim Forn para advertirle que en caso de que Trapero no hiciera caso a Pérez de los Cobos podría ser apartado del mando de los Mossos. A la siguiente reunión de coordinación, ya no acudió Trapero, sino su segundo, Ferran López.

Los días posteriores, Trapero, como ya admitió el propio exjefe de los Mossos, también iría informando tanto al director de la policía catalana, Pere Soler, como a Puig y Forn de todas las instrucciones que fue recibiendo de la fiscalía y también de los planes de actuación policial de cara al 1-O, pese a que el ministerio público especificaba que había que mantenerlos en secreto.

Otra infinidad de datos aportados por la Guardia Civil ponen a Trapero en el disparadero. Y eso que hace unas semanas el ex-Mayor de los mossos abjura d ella conspiración y abrazó la Constitución para salvar su cuello.

One comment

  1. Es natural que Trapero esté implicado.
    Pero no por ser Trapero, sino por ser el jefe supremo de los Mozos de Escuadra.

    El golpe de Estado es la culminación de una campaña gigantesca y total que dura varios años para hacer creer a los catalanes que no son españoles y que España, además de ser un atraso y una rémora, ataca a los catalanes y al idoma catalán.

    Una vez que una gran parte de la sociedad catalana se cree ya catalana y no española (y está llena de odio para luchar por la independencia), es preciso dar el golpe de gracia y hacer la desconexión.

    Para evitar que los planes trazados por los estrategas de Pujol y sus ingenieron sociales fracasen, es absolutamente necesario que alguien con la fuerza de las armas impida cualquier acontecimiento que ponga en peligro los planes; planes que empiezan formalmente con un “referendum democrático” de desconexión.

    Como el referendum ha sido calificado legalmente de inconstitucional y el Tribunal Constitucional ha prohibido la consulta, los que tienen en Cataluña la obligación legal de impedirla son los mozos de escuadra: de ahí que es imprescindible que los mozos se nieguen a obedecer al Tribunal Constitucional.

    Para esto es necesario que el Jefe de los mozos y sus subalternos impidan que los mozos obedezcan.

    (de ahí el comportamiento totalmente pasivo de la policía autonómica antes y durante el referendum inconstitucional)

    Como el referendum sigue y todo el mundo sabe que no es un referendum, sino una secesión independentista, Pujol sabe que bien el ejército, bien la Guardia Civil, según la gravedad de la situación, van a entrar a impedirlo, es necesario que alguien de uniforme y con armas lo impida: los mozos de escuadra.

    Y para dar tal paso es necesario que alguien con autoridad en esta policía autonómica neutralice a las fuerzas del orden constitucionales: el Jefe de los mozos de escuadra.

    (de ahí los ataques a la guardia civil sin que los mozos hagan nada para ayudar; en unos disturbios organizados)

    Para eso mismo Puigdemont había nombrado personalmente a este Trapero.

    (no solo para admitirle en el círculo de los íntimos, compartir paellas caseras a la orilla del mar y que le cante serenatas con una guitarra)

    Trapero era el hombre clave para que el golpe de Estado tuviese éxito.

    Como cuando hay un cambio de régimen siempre hay disturbios y problemas (la autoridad tradicional ha desaparecido y la nueva tiene todavía que imponerse), es necesario que la policía mantenga el orden: otra vez vemos que Trapero es esencial en la Cataluña independiente.

    Claro que un granadino, por muy inmigrante que sea y por más papista independentista que el Papa Independentista que se crea, no va a meterse hasta las cejas en este fregado, que le puede costar la libertad y arruinar su carrera, como se les ha recordado a todos por activa y por pasiva: Trapero creía que iba a ser el ministro de Interior en el nuevo Estado independiente de Cataluña.

    Tiene su lógica: no es sólo un premio a la lealtad y el fruto de una inversión al riesgo.

    Cuando se da un golpe de Estado, en el que solo un tercio de los catalanes son independentistas, va a haber siempre problemas; problemas que requieren de una política coordinada, no solo la actuación de la policía.

    Ahora, que todo esto no hubiera pasado si Rajoy y los demás judas de la Moncloa hubiesen cumplido ellos primero con las obligaciones constitucionales e institucionales a que libremente se han obligado al aceptar el cargo y el salario con todos sus gajes y privilegios.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s