23-F: un extraño golpe de Estado


Reportajes_195741973_29688882_1024x576

El 23-F fue un punto de inflexión entre un Régimen recién creado a punto de desmoronarse y el inicio de una etapa de “plenitud” democrática (al menos en el imaginario del pueblo). En una noche la figura de Don Juan Carlos podía hundirse nada más haber zarpado o consagrarse para la historia democrática de la Nación. La historia oficial del 23-F es que Don Juan Carlos frenó una intentona golpista. Un discurso televisado devolvió a los tanques a los cuarteles y la democracia se salvó. Desde entonces el rey Juan Carlos fue reconocido por la sociedad española como el garante de las instituciones y el defensor de la democracia. Su prestigio como un monarca demócrata creció considerablemente y así durante decenios los han demostrado las encuestas.

Años después las investigaciones y obras periodísticas ha intentado salir a la luz, no sin dificultades, proponiendo nuevas versiones de los hechos: el coronel Amadeo Martínez Inglés escribía 23-F. El golpe que nunca existió (su libro La transición vigilada ya había sido retirado del mercado a los 15 días de ver la luz) o Jesús Cacho El negocio de la libertad, hasta la última obra sobre Suárez, de Pilar Urbano recientemente publicada. Las síntesis de estas nuevas teorías conspiranoicas o reales pasamos a relatarla. La tesis de Amadeo Martínez es que: “Los golpes militares se dirigen desde el primer momento contra la cúpula del Estado, en este caso contra el rey; sin embargo, el 23 de febrero de 1981 al monarca no lo molestaron”. Por eso: “Los guardias civiles que entraron en el Congreso de los Diputados bajo las órdenes del teniente coronel Tejero no iban en contra del rey, iban precisamente en su nombre, incluso dando vivas al monarca, como se observó en la televisión”. La conclusión sería la siguiente: “Fue una maniobra político-militar- institucional, puesta en marcha por el propio sistema, desde la Corona, para desactivar un golpe militar que se estaba fraguando para el 2 de mayo en los ambientes más radicales de la extrema derecha española, era un golpe contra el rey, preparado por militares que deseaban que España volviera al totalitarismo.”

Excepto Armada que mantuvo un silencio sepulcral respecto al papel de Juan Carlos, el resto de imputados coincidieron en que el rey estaba enterado de todo y que participó en el plan de actuación.

Tras el fallido Golpe, se iniciaron rápidamente los procesos judiciales, los informes, a la par que la prensa creaba el mito del rey democrático. Sabino Fernández Campos, funcionarios e instituciones maniobraron perfectamente para dejar a Juan Carlos al margen del procedimiento judicial. Por el contrario, los abogados defensores mantuvieron la tesis de que los militares insurrectos habían actuado “por obediencia debida” al rey. Pretendieron que Juan Carlos prestara declaración como testigo, como mínimo por escrito, pero no hubo forma. En su lugar declaró Sabino Fernández Campos. Excepto Armada que mantuvo un silencio sepulcral respecto al papel de Juan Carlos, el resto de imputados coincidieron en que el rey estaba enterado de todo y que participó en el plan de actuación. Como muchos de los imputados aludían cumplir órdenes reales, la anodina del Supremo, declaraba: “No sobra razonar que si, hipotéticamente y con los debidos respetos a Su Majestad, tales órdenes hubiesen existido, ello sin perjuicio de la impunidad de la Corona que proclama la Constitución, no hubiera excusado, de ningún modo, a los procesados, pues tales órdenes no entran dentro de las facultadas de Su Majestad el Rey, y, siendo manifiestamente ilegítimas, no tenían por qué haber sido obedecidas”. SEGUIR LEYENDO ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s