Alarma en el separatismo por la nula movilización contra el traslado de los presos (Pablo Planas)


Sólo medio centenar de personas secundó el llamamiento de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) para acompañar desde el exterior a los veinte individuos que se encerraron en la sede de la Comisión Europea en Barcelona para exigir la mediación de la Unión Europea en favor de los golpistas. Si la despedida a los presos fue desangelada, las manifestaciones de la tarde resultaron mucho menos multitudinarias de lo esperado por sus convocantes. Dos mil personas en Gerona, cuatrocientas en Lérida y menos de un millar en el momento álgido en Barcelona, según admiten los propios medios independentistas.

De las decenas de miles de personas que ha llegado a mover el independentismo, millones según la prensa local, con sólo anunciar una protesta se ha pasado a concentraciones de pocos centenares de individuos a medida que han aflorado las contradicciones y hostilidades entre partidos y organizaciones separatistas.

En un contexto de público enfrentamiento entre Oriol Junqueras y Carles Puigdemont y con la ANC a favor de la desobediencia y la unilateralidad al margen de los partidos, una parte nada desdeñable de las bases independentistas ha dado la espalda al proceso. Ya no compran la mercancía de las arengas y las bravatas combinadas con el “autonomismo” de imágenes como la entrega por parte de la Generalidad a la Guardia Civil de los presos encausados por el golpe de Estado para su traslado. Se dicen cansados de la retórica estéril, del “not surrender” de los altos cargos de la Generalidad y los dirigentes de los partidos y las asociaciones que no tiene un correlato en hechos. Cunde la desmoralización y la sospecha de un fraude político continuado.

Las llamadas a la movilización tienen un eco cada vez más débil. Existen serias dudas sobre la capacidad operativa de la ANC. El nulo apoyo al asalto dela sede de la Comisión Europea en Barcelona y su fugaz ocupación han confirmado las sospechas y disparado las alarmas en la ANC. Òmnium se erige en la alternativa más clara para dar carpetazo a la Assemblea.

En un intento por contrarrestar la desmovilización, se atribuye la entrega de los presos para su traslado después de semanas de inflamación verbal a la voluntad de los afectados por acudir al juicio para “acusar al Estado”. La tesis es que se les ha dejado marchar a Madrid sin oponer la anunciada resistencia porque así lo han requerido los protagonistas.

Esa interpretación sirve también para justificar el escaso seguimiento de las protestas del viernes, pero hay dudas sobre el alcance de la huelga general convocada para el próximo día 7 por el sindicato del asesino de Bultó y la Unión de Sindicatos de Trabajadores de la Enseñanza en Cataluña (USTEC).

Otra pancarta en el Camp Nou
El pinchazo en la despedida de los presos ha generado confusión y más confrontación entre las diversas agrupaciones separatistas. Tras la toma de la Comisión Europea en Barcelona, la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha anunciado que la organización optará a partir de ahora por “acciones más directas”. El fiasco de la operación de “acompañamiento” a los presos oficializa el cambio de registro y de fase en las calles. “Hay que asumir riesgos para debilitar los pilares del poder que nos oprime, el Estado español”, ha declarado la líder de la ANC. El último “riesgo” ha sido desplegar una pancarta en el estadio del Barcelona con la leyenda de que “la autodeterminación es un derecho, no un delito” en inglés.

Pablo Planas, en http://www.libertaddigital.com

 

 

3 comentarios

  1. Separatas, se acabó la tontería, volved a vuestras casas y seguid con vuestras vidas (habéis perdido, hace tiempo ya, lo sabéis), y dejadnos vivir tranquilos a los demás. España es y seguirá siendo parte de España, abandonad vuestro mundo de fantasía, vuestra republiqueta imaginaria y volved al mundo real.

    Me gusta

  2. Aver una cosa¿Como,leches iban a despedir a los presos si ese dia estaba nublado y casi lloviendo?,y encima levantate a las 7 de la mañana,con lo agustito que se está en la cama.

    Me gusta

  3. Ja jaja…. Para troncharse.
    Roma no paga a traidores.
    Ya están aquí los indecentes y sediciosos cebolludos para comer comidas flatulentas, no como las monchetas y la butifarra grasienta, que sienta muy bien al estómago.
    Payasos. a ver si os hacéis ancianos en la cárcel.
    Mola molt.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s