La revolución de las sonrisas se transforma en amenazas personales macabras como hacía ETA


 

Una de las participantes de uno de los grupos mas activos en Cataluña en la limpieza de lazos amarillos, esteladas y pancartas separatistas, ha recibido este anónimo.

Sólo el tono y el lenguaje apesta a ETA. Además demuestran su capacidad de acceder a la identidad de los dueños de coches cogiendo su matrícula. Ello implica una sospecha sobre funcionarios públicos.

Ahí va la carta. Para que conozcan en el resto de España “lo bien encaminado” que está el asunto CATALUÑA.

amenaza

campdonativos grande

5 comments

  1. Tolstoi retomó aquello de la resistencia no violenta [en su texto: El Reino de Dios está en vosotros]. ¿No es esto un oxímoron?

    Cuando Jesús hablaba de “presentar la otra mejilla” no lo proponía como una metodología estratégica para el logro reivindicativo de intereses terrenales (como por ejemplo la independencia de la India). Tomad nota, compatriotas, amigos de la misma siembra, cosecha, y de la misma tierra.

    Tras Tolstoi es Ghandi quien, tras asimilarla de aquél, la hace emblemática para las disparidades “terrenales” de un Mundo en conflicto de ocupaciones y de “poderes de conquista”. Ahimsa. Creemos que el efecto viene tras las causas pero en el caso de Ghandi fue al contrario, la independencia india provoca el éxito de una idea moral previa (Ahimsa) que al ser adoptada por él se le atribuyó a posteriori el don inaudito de un poder causal que no tenía. Con muchos asuntos sucede lo mismo, suceden cosas al mismo tiempo que hemos hecho algo, a lo cual le atribuiremos la potencia del logro de aquello otro, posterior.

    Cuando Jesús propone “presentar la otra mejilla” y no negar al usurpador la túnica, lo enseña como gesto inminente del alma, sin un fin ni un para qué, sin estrategia de reconquista, sin causa-efecto material, sino como mera resultante inevitable de un Don Divino. Verónica, “vera” “icon” (rostro verdadero). Pues nadie muestra su rostro verdadero para lograr un poderío sino porque, sencillamente, tal es el semblante, por ejemplo el de una bondad enteramente desnuda, patente y providencial. No para algo sino meramente por ser así. Como los soles.

    Por tanto, entiéndase bien, compañeros y amigos de la tierra, sabed compatriotas que en muchos casos abstenerse y adscribirse a la no violencia es violatorio. Explicar esto es algo engorroso y a menudo inoportuno ya que resulta tan, tan obvio.

    Hoy me siento algo cansado al recordar lo más digno y, tras ello, mirar a diario, al noticiario de la radio, a la tele, al periódico. Cómo es posible que podamos llegar a algo tan soez y vulgar. Estos tiempos de España…

    Es propio de los seres sombríos, sinuosos y retorcidos, el resultar violatorios y exacerbar simultáneamente su proclama de pacifistas. Arrogarse la virtud aquellos que fomentan la disensión y la crisis y la repulsa diarias, pero se hallan tan impotentes para sojuzgar que necesitan pensar y demostrarse a sí mismos y al Mundo que han elegido la condescendencia. ¡Oh Aristipo! Se ve tu vanidad a través de los agujeros y harapos de tu vestidura.

    Es de seres de una inteligencia sumamente chica no percatarse de cuán vanidoso resulta semejante alarde de contradicciones, y de cuál parte de la pobreza y harapos les proviene tal miseria y necesidad. Esa miseria de valores ornada con las arrogancias de una virtud petulante, cursi y vanidosa. Es propio de seres arrastrados elevar su hostigamiento social y su odio represivo a cualidades, engalanar la rabia de un ansia y denominándola “don voluntario”, “elección mansa”.

    Cuándo, si no, el callejón sin salida desde el cual el reconcomio dice: ¡Es porque yo lo he elegido! Porque soy pacifista.

    Pero allí donde ese pacifismo reprimido, sacudido y rábico, halla al fin salida para su proyectil o para la usurpación, la farsa y el abuso, no tarda ni un instante en ejercer y apuntalar su talante más violatorio y su prepotencia, por delante del derecho de todo lo demás, contra todo y quien sea, llamando a tales raptos: “nuestro derecho popular”.

    Oh Jesús, bendícenos. Sabemos que no está de moda hablar de ti y recordarte, pero yo no te olvido. No te olvido ante todo desde tu recuerdo de nuestro ser. Qué poco te merezco, pero al menos bríndame el saber que libra a nuestros enemigos de nuestro desprecio, y a nosotros de despreciarlos. Qué peso es tener que repudiar.

    Porque razonar más, a veces, desmelenarse y hablar así a un sol, y ser escuchado y sonreído por él, cansa cuando lo realizamos con el afán de mostrar inútilmente obviedades. Así que paseamos y al primer transeúnte, sea quien sea y venga de donde venga, le ofrecemos agua de una fuente.

    Ahí donde la inteligencia cotidiana no se halla al alcance de lo más obvio y directo, cabe vencer con el espíritu. Que es la inteligencia de las inteligencias, el genio.

    Y si no reintegramos esto, el espíritu, estaremos perdidos. No hay nada peor para el Hombre de virtud que ensuciar y entregar declinada la belleza. Pues entre la basura son la cucaracha y la rata quienes hallan y validan su ecosistema y su resorte de derechos.

    Líbrame de lo peor de mí, pues. Dame el poder de hallar un brillo de las cosas. De todas. Pero ante todo de las más humanas. Y de las menos. De las menos humanas también.

  2. Lo de los 50€ es lo último. Yo llevo meses haciéndolo gratis, por convicción, y quitando trabajo a quien debería hacerlo.
    Estos han perdido el Norte hace tiempo y, además de caminar en círculos, se autodenominan “gent de pau”, gente de paz, cuando no paran de amenazar…

  3. No he entendido bien lo que han escrito, pero es claro que hay funcionarios corrompidos y que por los datos de la matrícula tiran de toda una biografía para amenazar como hacía ETA.Sabemos muy bien no sé cuántos millones somos, pero la aplicación del 155 por Rajoy y su pandilla es una indignidad universal y me ha dado asco que haya unos siete candidatos para sustituir a Rajoy, cuando han sido cómplices de “su amo”, una secta de seres corrompidos y miserables.

    1. No estamos hablando del 155 no del PP, esto es sencillamente lo que llaman libertad de expresión, tu pones un lazo y yo lo quito. Además la colocación de pancartas, lazos, etc. en lugares públicos, o sea de todos,está penalizado claro que los ayuntamientos hacen caso omiso de las leyes…

    2. No estamos hablando del 155 no del PP, esto es sencillamente lo que llaman libertad de expresión, tu pones un lazo y yo lo quito. Además la colocación de pancartas, lazos, etc. en lugares públicos, o sea de todos,está penalizado claro que los ayuntamientos hacen caso omiso de las leyes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s