Un catalanista llamado Miguel de Cervantes, por Pedro Pérez Hinojos


El boicot perpetrado este semana por un centenar de personas de un acto organizado en el Aula Magna de Universidad de Barcelona a cargo de Sociedad Civil Catalana en homenaje a Miguel de Cervantes es el penúltimo desprecio hacia el autor de El Quijote, convertido de unos años a esta parte en algo así como el emblema del españolismo. Pero frente a los que creen eso o que el autor de Alcalá de Henares es absolutamente ajeno a Cataluña, cegados por laignorancia y el nacionalismo más sectario, la historia y el arte demuestran que hay muy pocos literatos más catalanistas que el Príncipe de los Ingenios. Y he aquí unas cuantas claves que lo certifican.

Don Quijote no pasó por Madrid pero sí por Barcelona

Aunque la mención a Barcelona más conocida se produce en la segunda parte de El Quijote, Cervantes habló de la Ciudad Condal también en su primera obra, La Galatea (1585), en la novela ejemplar Las dos doncellas (1613) y en el título póstumo Los trabajos de Persiles y Sigismunda (1617). Regresando al universal Quijote, se da la casualidad de que Barcelona es la única ciudad por la que pasan los protagonistas de la novela, lo que ayudó a ponerla en el mapa literario; y que el escritor no se ahorró elogios hacia el lugar donde su caballero andante recibió el reconocimiento de la gente, conoció el mar y fue derrotado por el caballero de la Blanca Luna. “Archivo de la cortesía, hospital de los pobres, patria de los valientes, venganza de los ofendidos, correspondencia grata de firmes amistadesy en sitio y en belleza único”, dejó escrito Cervantes. Y de los catalanes, en El Persiles, apuntó: “Los corteses catalanes, gente enojada, terrible y pacífica, suave;calidades que por defenderlas entrambas se adelantan a sí mismos, que es como adelantarse a todas las naciones del mundo”.

Tales piropos de alguien que entendía Cataluña como una parte más de los reinos de la Península fueron muy bien apreciados por los catalanes del siglo XVII, que fueron los primeros en imprimir en 1617 los dos volúmenes juntos. Y  ya en 1640, con motivo de la Revolta dels Segadors,  utilizaron la cita de El Persiles para defenderse antes los que les acusaban de deslealtad.

 ¿Vecino de la Ciudad Condal?

También los intelectuales de la Renaixença,  el movimiento que quiso recuperar los valores de la lengua y de la cultura catalana en el siglo XIX, le profesaron un respecto y un afecto muy especiales a Cervantes. Fueron ellos, además, los primeros en sugerir una posible estancia de escritor en Barcelona.

Se especula con que Cervantes vivió algún tiempo en Barcelona. Incluso el eminente Martín de Riquer llegó a identificar la casa que habitó

En realidad, hasta la presente no ha llegado a confirmarse ese pasaje en la biografía de Cervantes, plagada, por lo demás, de inmensas lagunas. Es cierto que el escritor fue muy viajero. Y que Barcelona ya era famosa entonces por sus imprentas, que funcionaban además como las modernas editoriales. Incluso el académico Martín de Riquer, uno de los grandes cervantistas de la historia, y barcelonés para más señas, llegó a identificar incluso la casa que habría habitado frente al barcelonés Port Vell.

Una de las últimas aportaciones al respecto proceden de un cervantista, precisamente otro catalán: Jordi Gracia, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Barcelona. Aunque tiene muchas dudas con respecto a este extremo, el profesor Gracia sí considera que, de haberse producido, la estancia se habría consumado a comienzos del verano de 1610, cuando su mujer, Catalina de Salazar, hizo el testamento en su ausencia. “Podía estar en Barcelona con el fin de buscar alguna solución para el futuro de un escritor popular pero de otro tiempo, como demasiados rumorean y repiten aquí y allá”, afirma Gracia en su libro Miguel de Cervantes, la conquista de la ironía.

Cataluña, sede de la mejor escuela de cervantistas

El eminente Riquer, todo un símbolo de los estudios sobre la vida y obra de Cervantes, es uno de los pilares de la gran escuela de cervantistas existente en Cataluña, puede que la mejor del mundo. Un alumno aventajado suyo es el que pasa por ser el más brillante cervantista en la actualidad, el académico Francisco Rico, barcelonés como su maestro.

El Caballero de la Blanca Luna, a punto de enfrentarse a don Quijote en la playa de Barcelona, según una ilustración de una edición de principios del siglo XX.

Y en las universidades de Cataluña se dan cita en la actualidad algunos de los más doctos investigadores del universo cervantino, sean catalanes o no o de diferentes generaciones: desde Alberto Blecua a Carme Riera, de Rosa Navarro a Javier Cercas, de Jorge García López a Gonzalo Pontón Gijón, sin olvidar al citado Jordi Gracia.

Unas colecciones cervantinas únicas

Un comerciante de vinos de Reus, Leopoldo Ruis, logró reunir a lo largo de su vida una formidable colección de diferentes ediciones de las obras de Cervantes, que acabo vendiendo al acreditado bibliófilo y cervantista Isidre Bonsoms i Sicart. Su colección cervantina fue, en su momento, única en el mundo y acabó cediéndola en 1914 a la Biblioteca de Catalunya en Barcelona que, en 1916, permitió su acceso al público. Sus 3.367 piezas, principalmente libros, se han ido incrementando hasta las más de 9.000 (libros, grabados, manuscritos, pinturas, etc.) de la actualidad.

Continúa siendo hoy uno de los mejores centros cervantistas, puesto que posee piezas únicas y las primeras ediciones de la obra de Cervantes, salvo La Galatea, que solo se halla disponible en una rara segunda edición lisboeta.

Por otra parte, la colección cervantina de la Biblioteca Nacional de Madrid, que es el gran centro de referencia sobre Cervantes en el presente, se vio tremendamente enriquecida en 1968 a raíz de la adquisición del fondo de otro acreditado bibliófilo catalán, Joan Sedó Peris-Mencheta.

FUENTE: www.esdiario.com

2 comments

  1. Estupendo pero ésos que no dejaron hablar en La Universidad correspondiente de Barcelona sobre Cervantes, siempre aparecen una parte de catalanes, beneficiados por dinero de Los Gobiernos que representan a todos los españoles siendo cómplices de delincuentes independentistas, primero fue Zapatero, luego fue Soraya que mandaba más que el mentecato Rajoy que al ir cumpliendo años se ha ido estupidizando o haciéndose un vividor y aplicó un 155 que empeoró a Cataluña.No es necesario ser catedrático de Universidad para escribir de alguna rama, el no licenciado en Historia, sabe más historia que muchos catedráticos de Historia, como dice Stanley G.Paine, el tejano estadounidense.Me alegra mucho que el gran Cervantes hable bien de Cataluña porque el gran Quevedo,que le iguala en ciertos asuntos literarios, según un gran historiador que aparte de dar clases de Historia en un Instituto, escribe libros y da conferencias, estaba muy harto de los catalanes separatistas, aunque personas que crean que Cataluña se ha buscado sus problemas y no distingan entre catalanes hispanistas y catalanes independistas, porque miran para otro lado, como se hacía con los asesinatos de ETA, no saben cómo está Cataluña, el camarero del bar al que voy, no le interesa saber de Cataluña, porque supongo que alguna noticia oirá y conmigo actúa como si Cataluña no existiera.

  2. Teneis que escribir aquí lo que escribió el Ilustre Quevedo por 1640 que lo sabeis mejor que yo.Yo sé distinguir muy bien los catalanes separatistas y los catalanes que os sentís españoles como yo.Sabeis mucho más que yo de la gran Hispanidad, de vosotros he aprendido mucho sobre la Hispanidad, le oí creo que a José Javier Sparza y a Rafael Nieto que el primero que empleó el terminó el término Hispanidad fue Ramiro de Maeztu, quizás no entendí bien y alguien lo empleó antes que él.Javier Cercas sin venir a cuento que era de izquierdas ellos se creen que nacieron con una hermosa flor en el ano.Aunque escribiera como los ángeles, a mí los van presumiendo de ser de izquierdas no me interesan para nada.Javier Nart, ayer dejó de interesarme a pesar de tener una potente argumentación en contra del independentismo y es muy inteligente y yo oía la serie ” Tribunal Popular “, alelado, yo era joven y no prestaba atención a otros matices de las personas, ayer en un vídeo en el que le entrevistaba el siniestro Pablenin o macho alfa, se sentían amigos y presumió de que era ateo y de izquierdas, yo que soy ingenuo en determinados matices me había dejado envolver por su potente argumentación y no había deducido que era de izquierdas y ateo.Ya no me interesa Javier Nart, sólo sé que estaríamos en diferentes trincheras si nos tenemos que enfrentar de nuevo porque nos llevan a reeditar la nueva guerra civil.Los que son de izquierdas me tienen enfrente, jamás he podido decir que yo soy ateo, aunque no pueda creer que exista La Condenación Eterna.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s