Lo que el nacionalisme ens amaga de Montserrat (Dolça Catalunya)


¿Sabía que Montserrat vive gracias a que los Reyes Católicos lo refundaron con monjes castellanos? 

Los Reyes Católicos visitaron Montserrat en 1492 y se espantaron por la decadencia del cenobio, en estado de abandono. Le pidieron al Papa Alejandro VI que lo afiliara al monasterio de San Benito el Real de Valladolid, y en 1493 una docena de monjes vallisoletanos llegaron a Montserrat para refundarlo. Sólo en el siglo XIX Montserrat se desligó de Valladolid. Así lo cuenta un eminente medievalista:

“Probablemente fue en Valladolid en donde el humanismo, aplicado a la religión, alcanzó su más decisiva dimensión. Un abad benedictino, García Jiménez de Cisneros (…) viajó a Roma para conseguir de Alejandro VI autorización y respaldo a esas tesis. (…) Al retorno, desembarcando en Barcelona, halló una carta del rey Fernando que era un ruego, casi una orden. Montserrat, hasta entonces anulado por ser una renta del cardenal Giuliano della Rovere, luego papa Julio II, había sido rescatado por el monarca, que solicitaba ahora que una comunidad se instalara en aquella cumbre santa (…) Y Cisneros lo hizo”. (Luis Suárez: En los orígenes de España, 2011, p.386).

Per això avui es poden veure entrant al claustre les armes d’Espanya al sepulcre de Joan d’Aragó, nebot de Ferran el Catòlic, conde de Ribagorza, primer duque de Luna, señor de Amposta, y virrey de Cataluña y Nápoles, fallecido el 5 de julio de 1528.

No cal recordar com fa ben poc a Montserrat tocaban el himno nacional y vitoreaban a Franco con fervor. Pero quizás sí el papel de Montserrat en los siglos de oro españoles. Se dedican a Nuestra Señora de Montserrat las primeras iglesias del  Nuevo Mundo, multiplicándose los altares, monasterios e incluso poblaciones a Ella dedicados. La  advocación mariana de la montaña sigue también los grandes caminos hispánicos de Europa y llega, por ejemplo, hasta presidir la capilla palatina de la corte vienesa del emperador. Para España, en los momentos de su plenitud histórica, la Virgen morena de Montserrat es la Virgen imperial que preside sus empresas  y centra sus fervores marianos; es también la primera advocación de origen geográfico que alcanza, con las proporciones de la época, un renombre universal. Iberoamérica está sembrada de réplicas de la Moreneta.

Suben a honrarla en su montaña santos como Ignacio de LoyolaLuis Gonzaga o Francisco de Borja. También los monarcas y los poderosos de España: Fernando de Antequera subió el día antes de morir, el emperador Carlos V visita Montserrat no menos de 9 veces y Felipe II, igualmente devoto de Santa María, se complace en la conversación con sus monjes y sus ermitaños. Es conocida la muerte de ambos monarcas sosteniendo en su  mano vacilante la vela bendecida de Nuestra Señora de Montserrat. De hecho es la munificencia del gran monarca hispánico Felipe II la que costea el retablo policromado del altar mayor y quien paga la obra civil de la explanada del actual monasterio que, al tener que usar caminos de mulo, tuvo un coste similar al del Escorial (no creemos que la monja Forcades esté al corriente del hecho).

Ya lo ven: Montserrat rescatado del abandono por los Reyes Católicos y resucitado por monjes castellanos. Montserrat referente español en todo el mundo. Hoy el cenobio sólo es un apéndice de la política nacionalista, permiten astracanadas como la que le contamos aquílos monjes se fotografían con eslóganes de la ANC,predican las proclamas de la Forcadellsu abad endosa las consignas de TV3 y hace 600 km para visitar a los golpistas encarcelados pero no se le recuerda con presos comunes en las cárceles catalanas, sus monjes (ai fra Gelpí, ai fra Bausset) usan el púlpito para predicar el nacionalismo, su recinto acoge congresos de “espiritualidad extraterrestre”, y hasta algún exmonje friki pide que el monasterio de independice del VaticanoMontserrat ha perdido su función espiritual, esterilizada por el nacionalismo; su valor sólo proviene de ser un símbol català, ja és només un destí turístic donde comprar mató y adorar lanació, o un escaparate para que la CUP se mofe impunemente de la fe de los sencillos.

Lo solemne deviene mamarrachada cuando olvidamos el amor expansivo, benefactor y universal que une a todos los españoles. Bona festa de la Mare de Déu de Montserrat, dolços!

 

Dolça i montserratina Catalunya…

One comment

  1. Los indignos monjes de Montserrat con su Abad al frente son una panda de mamarrachos que se visten de colorines los domingos para adoctrinar a la piara que les sigue.
    Deberían ser inhabilitados de por vida. O mejor, enviados a las misiones en la selva del Amazonas.
    Seguro que alli harian una buena labor predicando la inda-pandansia y poniendo lazos amarillos en los cocoteros.
    Gentuza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s