Catalanes liberales en la Tercera Guerra Carlista. Batallas en Navarra y Guipúzcoa (1876)


don-jose-manso-1.jpg

Los catalanes jugaron un importante papel en las guerras carlistas. Miles de catalanes lucharon en ellas en el bando carlista por Dios, la Patria, los Fueros y el Rey. Pero también en el bando liberal la participación catalana fue relevante. Independientemente de lo que se piense sobre el carlismo o el liberalismo es indudable que los soldados de ambos bandos españoles lucharon con valor y patriotismo.

Durante la última fase de la Tercera Guerra Carlista fue especialmente importante en el ejército liberal el papel del Batallón de Cazadores de Cataluña, la unidad fundada originalmente por el legendario guerrillero catalán José Manso y Solá durante la Guerra de la Independencia y que tuvo larga vida en el Ejército luchando por España con honor en guerras posteriores como las de Cuba o Marruecos.

A principios de 1876, restaurada ya la dinastía liberal en la persona de Alfonso XII, hijo de Isabel II, tuvo lugar en Navarra y las Provincias Vascongadas la fase decisiva de la última guerra carlista iniciada cuando los carlistas se alzaron en 1872 contra la monarquia masónica de Amadeo de Saboya y sobretodo contra la revolucionaria I República en 1874.

La ofensiva liberal decisiva fue dirigida por el general Martínez Campos aprovechando que la liquidación del resto de frentes de la guerra proporcionaba a los liberales una ventaja numérica importante sobre el ejército carlista del Norte. Martínez Campos, al fente de 24 batallones, envolvió en una maniobra hábil y arriesgada a 16 batallones carlistas al mando del general Pérula a lo largo del Pirineo navarro imposibilitando a éste que con sus tropas pudiera apoyar al resto de fuerzas carlistas del Norte.

De esta forma la mayor parte de Vizcaya y Guipúzcoa fueron conquistadas por las fuerzas liberales de los generales Loma, Moriones, Maldonado, Goyeneche y Villegas, forzando a una retirada general a todo el ejército carlista.

A principios de febrero tuvo lugar la última batalla importante de la guerra cuando el ejército liberal de Martínez Campos consiguió apoderarse de la difícil posición montañosa de Peña Plata en el paraje conocido como palomeras de Echalar en el norte de Navarra alcanzando luego el monte Arichulegui, en Guipúzcoa. Así se reunió con las fuezas liberales que avanzaban por Guipúzcoa, derrotando definitivamente al ejército carlista y poniendo fin a la guerra.

001441
Fuerzas liberales en la batalla de Peña Plata

La batalla en Peña Plata, el 19 de febrero fue muy dura pues el ejército carlista presentó una última resistencia absolutamente heroica. Y allí fue donde brilló el valor del Batallón de Cazadores de Cataluña que formaba la primera línea del ejército liberal. Después de 3 asaltos a la bayoneta fallidos, el Batallón dio un cuarto asalto ,contra la opinión del general Martínez Campos y logró conquistar las alturas de Peña Plata venciendo a los carlistas. Tanto el Batallón de Cazadores de Cataluña como el resto de fuerzas liberales y también las fuerzas carlistas sufrieron fuertes bajas.

Ambos bandos españoles lucharon con coraje en aquellas guerras.

RAFAEL MARIA MOLINA. HISTORIADOR.

FUENTE: Historia del Carlismo. Román Oyarzun.1969.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s