EL DELIRIO. Cómo ven a España unos científicos independentistas: “España es un país más orientado a la agricultura que desprecia la ciencia”


 

España “desprecia la ciencia”. Es un país “monolítico y oligarca” que “asfixia el libre pensamiento y la libertad creadora”. Para someter a la sociedad bajo su yugo, ese Estado autoritario “lleno de vicios del franquismo” reprime a cualquiera que cuestione el orden establecido. Por eso es tan importante para la ciencia catalana que los partidos independentistas vuelvan a ganar las elecciones, porque si no “la alternativa sería el retorno al fascismo del PP y Ciudadanos, que no tienen escrúpulos en promover el exilio de nuestros gobernantes y su rendición incondicional. Es el fascismo que encarcela, hiere y censura. Como científicos, sabemos hacia dónde no tenemos que ir. Ante la ilusión de un país nuevo está la oscuridad del Estado español y la vulneración de los derechos humanos”.

Esta última reflexión es de Roderic Guigó, catedrático de Genética del Departamento de Ciencias Experimentales y de la Salud (CEXS) de la Universidad Pompeu Fabra. Guigó es uno de los investigadores más prestigiosos en el ámbito de la genómica y la cara más visible del colectivo Científicos por la República de la ANC. Esas palabras no son una salida de tono exclusiva de Guigó, sino un sentir compartido por los científicos soberanistas, que este jueves organizaron una charla para explicar por qué es tan urgente huir de España e instaurar la República Catalana. Cerca de mil científicos e investigadores catalanes apoyan las tesis de este colectivo de la ANC creado en 2015, sostienen desde la entidad.

Los cuatro ponentes de la charla de Científicos por la República en Barcelona. (D.B.)
Los cuatro ponentes de la charla de Científicos por la República en Barcelona. 

“España es un país más orientado a la agricultura y sus prioridades son las que son”, suspiró resignada Alicia Casals, catedrática de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPF), doctora en informática y número 63 por Barcelona en las listas de Junts per Catalunya. Su compañero de ponencia Joan Cardona, jefe de la Unidad de Tuberculosis Experimental del Instituto Germans Trias i Pujol, abundó en esa misma tesis. “España es un país agrícola que se dedica a la caza y a atraer a jubilados, pero aquí [en Cataluña] no tenemos esa necesidad. Por eso la república nos permitiría aumentar la inversión en investigación y situarnos como un país puntero. Eso requiere de una libertad y una flexibilidad brutal y si seguimos en un estado dirigista nunca lo lograremos. En España no sabían ni lo que era la investigación hasta que el conseller Mas-Colell fundó el ICREA [Institución Catalana de Investigación Avanzada y Estudios Avanzados]”.

Cardona glosó la mentalidad catalana y su capacidad para sobrevivir dentro de España, una cuasi dictadura asfixiante. “Por suerte tenemos ese carácter mediterráneo. (Los catalanes) No somos gregarios ni necesitamos líderes. Esa pluralidad ya intrínseca en nosotros es un valor. Nunca hemos tenido poder y la gente se ha tenido que espabilar, y ese es el caldo para que la investigación sea más esplendorosa y sea la base de la futura república“, aseguró.

Cardona admitió que, por culpa de tantos años de control estatal, los científicos catalanes “están encorsetados” al igual que sus compañeros españoles. “La gente se autoengaña cuando cree que vive en un espacio de libertad. El franquismo puro y duro ahora está diluido y bien caracterizado en partidos de diseño como Ciudadanos. Vivimos en una ilusión al servicio de una oligarquía que solo piensa en su propio beneficio y le importa un bledo el progreso de la ciudadanía. Lo que quieren es que vayamos haciendo, como un rebaño”, denunció el doctor.

Los científicos catalanes sostienen que es imposible investigar en condiciones en España.
Los científicos catalanes sostienen que es imposible investigar en condiciones en España.

El I+D quiere República

En Cataluña hay unos 45.000 profesionales en el sector de la investigación en sus múltiples disciplinas, y los científicos de la ANC no albergan ninguna duda de que “la mayoría” apoya la independencia. Por el motivo ya expuesto: España es semejante cochambre que sería masoquista no querer salir. “Los científicos españoles también se separarían de España si pudieran. Muchos vendrían a Cataluña, ya han venido hace poco algunos científicos del CNIO a Barcelona porque allí no podían seguir. Es una pena que los españoles no se puedan ir de España porque es un país que no se puede reformar“, opinó Guigó. Y atizó acto seguido: “España y racionalidad son conceptos antitéticos”.

Según Casals, “los científicos españoles lo pasan igual de mal. Pero entre muchos se ha producido cierto acomodo, quizá no se han preocupado” de las penurias que vive la ciencia en España. “Si tienes la iniciativa [como en Cataluña] te coartan, pero si no la tienes pues no te afecta”, argumentó la catedrática para tratar de explicar por qué la comunidad científica catalana a priori se muestra más rebelde y está más desquiciada que la española.

En ese sentido, los científicos por la república consideran que la clase política catalana es infinitamente más abierta y avanzada que la española y por eso saben que en un estado propio el presupuesto para I+D en relación al PIB sería muy superior al actual. “Habrá que cambiar la mentalidad de los profesionales, ya que solo han vivido dentro del sistema español, pero eso se consigue con una ley de investigaciónque evite esos vicios e ineficiencias. Crear un marco legal flexible, mejorar la fiscalidad, reformular el funcionariado porque es un modelo que no funciona. Sabemos todo lo que no debemos hacer y ese es un buen punto de partida”, enumeró en la informática y candidata de JuntsxCAT. Por ejemplo, los hospitales públicos o el propio CSIC “han heredado esa estructura española monolítica que habría que romper”.

La ANC asegura que hay mil científicos que suscriben sus tesis. (D.B.)
La ANC asegura que hay mil científicos que suscriben sus tesis.

El cuarto ponente fue Joan Bagaria, profesor de investigación de ICREA, la joya científica de la Generalitat. Antes de entrar en materia, Bagaria emitió un lamento y una sospecha: “La investigación es importante pero hoy está en riesgo la dignidad y libertad de este país. Estamos a una semana de unas elecciones en las que nos jugamos mucho sin una mínima garantía democrática, vamos a poner una vela a Santa Rita para que todo salga bien. En Cataluña debemos ser optimistas, no nos queda más remedio”.

Como ejemplo de que España es un lastre para el despuntar científico y tecnológico de Cataluña, Bagaria puso al propio ICREA. “Es un centro de altísimo nivel, ha salido muy bien porque los catalanes, como aquí no nos dan nada, hemos aprendido a buscarnos la vida. Cada investigador genera 288.000 euros al año. Esto se intentó replicar en Madrid y el fracaso fue total. En el País Vasco salió a medias”.

Los científicos ponen como ejemplo del esplendor catalán en I+D el centro ICREA, un modelo que en Madrid “fue un fracaso total”

Según este investigador, es ilustrativo que Cataluña acapare un 50% de los fondos que el European Reserch Council (ERC) destina a España. Un modelo de éxito que, lejos de iluminar al resto de centros españoles o al propio Ministerio de Economía e Industria, es motivo para la envidia. Como sentenció Guigó, “España, antes que replicar el ICREA, es capaz de destruirlo si ve que nos funciona. Es muy triste”.

Fuente Elconfidencial.

 

8 comentarios

  1. ¿España un país más orientado a la agricultura que desprecia la ciencia?

    Veremos como estos supremacistas dejan Cataluña con el independentismo: este país, sin empresas, sí que va a quedar orientado a la agricultura.

    Ni siquiera va a seguir teniendo la industria porcina (gracias a ellos y a su odio contra España, los inmigrantes musulmanes que están importando van a matar esos animales impuros)

    Luego, si Cataluña desprecia o no la ciencia, es una cuestión que no tiene sentido: sin empresas y sin el dinero de los impuestos, nunca puede haber ni ciencia ni investigación.

    Me gusta

  2. La próxima vez que alguno de estos parásitos supremacistas te hablen de “poner velas a Santa Rita”, preguntale qué ha descubierto y si sus descubrimientos valen el salario que le pagamos todos los meses.

    (es decir, qué beneficios reales tenemos de mantenerles durante años y años con el fruto de nuestro esfuerzo )

    A mi me parece que esta gentuza no sabe con quienes se han están metiendo.

    Me gusta

  3. Unas declaraciones muy poco científicas para unos que dicen que son “científicos”

    ¿Cuantas cosas han descubierto estos “cientificos”?

    Que haya alguien famoso y bien conectado en el extranjero, es evidentemente.

    Pero eso de cubrir con el prestigioso manto de “científico” a gente tan poco científica… es otro cantar muy diferente.

    De hecho se han descubierto: esa manera de pensar con el culo y sacar exabruptos racistas y supremacistas no son de científicos que se precien (aunque es típico de los masones cuando atacan a los católicos o a los reyes)

    Y no; no todo el que lleva bata blanca y vive de los impuestos de todos son “científicos”

    -un ayudante de laboratorio no lo es, como tampoco lo es alguien que controla la calidad de un producto en una fábrica-

    A estos parásitos con bata blanca les pondría yo a barrer calles, para que respeten el trabajo de los demás y dejen de chupar del fruto de los trabajadores.

    ¡Ves como es nefasto criar funcionarios!

    Y cuanto más ganen y menos produzcan, peor.

    Me gusta

  4. La soberbia nos puede llevar a unos delirios, que no nos podemos ni llegar a imagonar, y casi siempre ha sido la causante de las desgracias de la Humanidad.

    Me gusta

    1. La Universidad y la investigación científica española están por los suelos. Y las catalanas ya no digamos. Cuarenta años de endogamia y enchufismo sin límites para la adjudicación de plazas de docentes e investigadores han causado auténticos estragos…
      Y, encima, estos ineptos pseudocientíficos separatistas van de supremacistas…Sólo un navarro-aragonés (Santiago Ramón y Cajal, 1906) y un asturiano, Severo Ochoa (1959) han obtenido alguna vez para España un Premio Nobel en el área científica. Otros seis Premios Nobel corresponderían al área de la Literatura…Ninguno de ellos era tampoco catalán….!Qué raro, si somos superiores a esos españoles agricultores!… pensarán los citados ineptos desde su delirante -y nada científico- concepto de superioridad racial catalana.
      Y lo peor del tema es que a todos ellos les tenemos que pagar cada mes sus generosos salarios, sin poderles exigir, de ninguna manera, resultados tangibles a cambio.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s