Vargas Llosa (antiespañol y anticatólico) y Manuel Valls (socialista y masón) harán campaña por Ciudadanos


El pasado 8 de octubre en la manifestación masiva contra el independentismo, ya expresamos nuestra sorpresa por la intervención de en el acto de dos aparentes estrellas: Borrell y Vargas Llosa. Borrell no ha amado nunca España, simplemente en un leal servidor del estado jacobino. Y el gran peligro del liberalismo es que quiere hacer confundir la Patria con el Estado. Y Borrell es una maestro de consagrar esta confusión. Tampoco olvidemos que Borrell es miembro de la Fundación Ferrer y Guardia, un aquelarre que organiza en el Encuentro Nacional por la Laicidad

Por su parte, Vargas Llosa odia la tradición, especialmente la católica y se ha mostrado abiertamente a favor del aborto y de “matrimonio” gay. Igualmente siempre se ha manifestado contra toda manifestación religiosa. Ciudadanos esta vez hará acompaña a Vargas Llosa de otro hombre del mundialismo: Manel Valls, líder socialista francés, aunque nacido en Barcelona y furibundamente antinacionalista, pero por mundialista y masón del Gran Oriente de Francia, al menos durante más de 10 años. Su logia, situada en Evry se llama “Ni Dios, ni Maestros” y tiene como objeto el  desarrollar la utopía masónica. Valls de ha pasado al partido de Macron, el hombre de la masonería y el mundialismo que gobierna ahora en Francia.

Es innegable y paradójico que el PP está financiando alguna organización civil para controlar y monopolizar el asociacionismo antinacionalista. Pero traerse el 8 de octubre a Borrell y a Vargas Llosa fue un error estratégico imperdonable. Ahora Ciudadanos le roba la cartera ante sus narices al PP y se aprovecha -una vez más- de sus torpes intentos de manipular el asociacionismo.

Pues que cada palo aguante su vela.

 

 

13 comentarios

  1. Escribe el contertulio Sempe con desahogo desenfadado y pragmático: que los independentistas no se salgan con la suya.

    Cualquier ayuda es buena.

    También la que venga de la masonería, del sionismo, del Estado jacobino, de los maestros anarquistas, de los anticatólicos, de los musulmanes, de los abortistas…

    Este no es el momento ni el lugar para dirimir esas diferencias.

    ¿Unas elecciones políticas no es momento para dirimir diferencias? ¿Cuál entonces si precisamente las elecciones políticas son el momento adecuado para dirimir diferencias y exponer ante el electorado las soluciones prácticas realistas y las identidades ideológicas de las diversas agrupaciones de contendientes?
    Sempe o Semper parece que concibe los Partidos Políticos como organizaciones con la finalidad de alcanzar Poder para gestionar y administrar, que es el principio-consigna de los populares de Rajoy y de los precedentes reponsables populares sin importarles o no saber ni entender la acción social y comunitaria que supone la política que no se reduce a la economía y al reparto de prebendas y subvenciones, es decir al control que no se controla y lo que importa es mantenerse disfrutando del erario público que se logra con los cargos y que duren.

    ¿Toda ayuda es buena para que el independentismo no se salga con la suya? ¿Y quién ha dicho que la masonería, el sionismo, el Estado jacobino, los maestros anarquistas, los anticatólicos, los musulmanes, los abortistas…no van a votar,como antes lo han hecho sus votantes precisamente al secesionismo? La manera de pensar de Sempe o Semper produce escalofrío porque para él la política, por lo que dice, se basa en la dominación hegemónica y la acracia y el toma y daca sin sentido del orden social que genera paz comunitaria ciudadana. No es suficiente el pan para hoy y hambre para mañana ni tampoco tente mientras cobro. Todo es inútil si no se sabe ni se siente ni se discierne el sentido hispánico de la vida y quedarán siempre las tensiones centrífugas de los intelectuales y sus ideologías que irán vertiendo en la sociedad sobre todo educativa y los burgueses se encargarán de fraguar y financiar.
    No puede ser que Rajoy haya dicho que si que tiene sus propias ideas pero que también tiene otras. Y que Zapatero dijera que si Rajoy subía al poder no modificaría las leyes que él había puesto en vigor. Es atroz. ¿Idéntica mentalidad o las mismas obediencias?

    Se escuchan los mítines y en gran parte causan grima porque se nota que hablan por boca de terceros, se supone los directores de campaña, y no se pronuncian con soltura por sí mismos con naturalidad sin sentirse condicionados y hasta atados a consignas que no les resultan naturales. Se nota en particular en Arrimadas que de por sí frece más convicción sentida que ir a medio gas y constreñida por el guión previo. Se está en una política de marketing comercial porque en realidad no tienen fundamentos seriamente democráticos que ofrecer en esta España nuestra sometida a obediencias que le son ajenas y en consecuencia desestabilizadoras en si mismas.
    La cultura e idiosincrasia hispánicas tienen identidad y va en nuestras propias entrañas. Que no sepamos aclararnos ni fraguar una sistematización de pensamiento para justificarse como hispánico es es un vacío garrafal que la juventud supo intuir como pionera de un resurgir de fuego latente con sus banderas españolas lanzadas al viento en la Plaza Artós,para admiración entusiasta de propios acomplejados y perplejidad de despóticos contrarios.
    Juventud y agregados al paso en el transcurso de la manifestación a cuya onda expansiva han corrido los bienpensantes a silenciar y cortar su contagio patriótico con sucedáneos de decadentes y gente de buena voluntad a pesar de ignorados y desasistidos en el tiempo duro, continuado, de la vida diaria sometida y no amparada por los constituidos en poder político.
    Banderín de enganche para conciencias adormecidas o a punto del derrotismo: ¡EN PIE SI ERES ESPAÑOL!.
    Pregúntese cada cual:¿Cuántos en pié? ¿Cuántos si son, si eres español? Y cuánta contrariedad de acomodo masonista para los Partidos Políticos a la busca de votantes rutinarios y mediatizados por el consenso ventajista. En unas elecciones autonómicas que tirios y troyanos están tratando como referendum consentido.

    • Ahora necesitamos que los lealistas saquemos el máximo número de votos.

      Si dividimos el voto, pasará lo de siempre; pero es que estas elecciones no son como las de siempre.

      Claro que hay profundas diferencias en todo.

      Pueden esperar.

      Especialmente cuando, precisamente por no sacar votos suficientes, no se pueden defender en el parlamento.

      (es decir, da igual votar o no votar, que no va a pasar nada)

      La gravedad del golpe de estado y la certeza de que el peligro no ha pasado nos obliga, por puro patriotismo, a un comportamiento inmoral, pero inteligente.

      Es un vicio nacional la desunión; y en este momento un error fatal.

      La máxima “divide et impera” , que tan bien conocemos en nuestra propia carne -con ella la masonería destruyo nuestro imperio- deberíamos aplicarla, pero a la inversa:

      “SUMA y SOBREVIVE”

      Por lo menos hasta las siguientes elecciones.

  2. A mi me importa muy poco lo que piensen.

    Lo que me importa, en este momento tan grave para Cataluña y para nuestro futuro, es que los independentistas no se salgan con la suya.

    Cualquier ayuda es buena.

    También la que venga de la masonería, del sionismo, del Estado jacobino, de los maestros anarquistas, de los anticatólicos, de los musulmanes, de los abortistas…

    Este no es el momento ni el lugar para dirimir esas diferencias.

    Es más, que Vargas Llosa y Valle se metan en este berenjenal que ni les va ni les viene, es de agradecer y mucho.

    Respecto a Borrell, él ha formado parte de los equipos que nos han llevado al borde del abismo: permitirle la des españolización de Cataluña a Pujol, comprarle su voto en Madrid, ceder las competencias de educación, la historia del nuevo Estatuto, la persecución de la nación charnega…

    El también se la juega, porque según el, no comparte la mentira independentista.

    Claro, que él siempre podrá exiliarse en Madrid si las cosas salen mal.

  3. ¿Estamos ante un enredo o un enfrentamiento entre la Gran Logia de obediencia británica, que sería partidaria y hasta urdidora del secesionismo catalán y subsiguientes “paisos cataláns” como ganancia de un amplio territorio en el Continente tras el brexit por una parte y el Gran Oriente francés por otra que se opone al típico manejo político de la hegemonía anglosajona?
    Porque el hecho cierto es que ERC con la heráldica del triángulo que encierra su anagrama (izquierda republicana catalana que en la actualidad lidera Junqueras quien se declara “devoto católico” con tantos clérigos interconfesionales separatistas en su sintonía) es un Partido Político eminentemente masónico fundado por Jaume Aiguader en la Conferència d’Esquerres Catalanes celebrada entre el 17 y el 20 de marzo de 1931 en el barrio de Sants (Barcelona), resultado de la unión del Partit Republicà Català de Lluís Companys, Estat Català de Francesc Macià y el grupo L’Opinió (que debe su nombre al del semanario homónimo) de Joan Lluhí.
    Con el masón Macià al frente, ganó las elecciones de ese año, proclamando la República Catalana dentro de la Federación Ibérica. El gobierno de la Primera República española, presidida curiosamente por el también barcelonés Figueras, tuvo que enfrentarse a la crisis provocada con esta iniciativa con la propuesta de acelerar el proceso de autonomía, resultando en el Estatuto de Autonomía de Cataluña de 1932.
    En 1934, Lluís Companys otro masón, aprovechando la tensión obrera que derivó hacia la Revolución de Asturias de 1934 contra el gobierno radical-cedista, proclamó el Estado Catalán dentro de la “República Federal Española”, quebrando la legalidad republicana y desafiando al gobierno, el cual declara el estado de guerra y ordena la intervención del ejército, que acabó con el intento. Companys fue detenido y encarcelado, y el gobierno autónomo suspendido
    Para ERCsu acción política propugna la independencia de Cataluña, entendida ésta como nación catalana que engloba todos los territorios de cultura en lengua catalana o sus dialectos (básicamente las actuales comunidades autónomas de Cataluña, la Comunidad Valenciana e Islas Baleares, una franja del territorio de Aragón fronteriza con Cataluña y de habla catalana (la llamada Franja de Poniente) y la denominada Cataluña Norte (el departamento de los Pirineos Orientales, en Francia).
    Nada nuevo bajo el sol.Hasta el 2004 en el que dio el gran salto electoral con el eslogan “Hablando se entiende la gente”ERC no pintaba gran cosa en la política . Su gran oportunidad fue apoyar la investidura de José Luis Rodríguez Zapatero como nuevo Presidente del Gobierno español, secundando al gobierno socialista tanto en las votaciones presupuestarias como en otros asuntos. Al año siguiente, basándose en la promesa de Zapatero de aprobar lo que propusiera el Parlamento catalán, el 30 de septiembre de 2005, el Parlamento de Cataluña aprobó el texto del nuevo proyecto de Estatuto de Cataluña que fue remitido para su aprobación al Parlamento de la Nación que enmendó parte del articulado.
    El 18 de febrero del siguiente año 2006, ERC incentivó la participación ciudadana a una manifestación convocada en Barcelona por una plataforma de entidades que, bajo el lema “Som una nació, tenim dret a decidir” (en castellano “Somos una nación, tenemos derecho a decidir”), reivindicaba que la versión final del Estatuto reconociera a Cataluña como una nación, tal y como se recogía en el texto del Estatuto aprobado por el Parlamento de Cataluña el 30 de septiembre de 2005. Todo lo cual ha terminado con el desastre del pasado octubre que se prolonga con el 155 constitucional de intervención con guante blanco de terciopelo.
    ¿Como interpretar ahora que Ciudadanos exhiba al barcelonés-francés Valls y al peruano-hispano Vargas Llosa como sus paladines antiseparatistas en esta atmósfera masonista de enredos ideológicos e intereses sin valores morales hispánicos? ¿Tiene también concomitancias masonistas la dirección de Ciudadanos? ¿Son una organización de iguales con personalidad propia hispánica o están en obediencia debida a la dirección de los Bilderberg junio 2017 en Nueva York dinde fue presentado como la joven promesa por Cebrián y Ana Botín?¿Tiene la solidez del concepto moral de la política que su segundo Girauta?
    Una perplejidad a quién votar en una sensacíón de orfandad política sin un Somatemps al que poder elegir.

  4. Titular lamentable. Tanto Vargas como Valls y Borrell son personas de inequívoco compromiso con España. Lo de masones o socialistas me importa un pito.

  5. Si perdemos el tiempo, introduciéndonos en la vida de personajes, políticos, populares etc. no nos centraremos en nuestros problemas.A mi no me importa lo que hace o dice la Pantoja. Vamos a luchar, por todos y por nuestra queridísima España. Lo primero, no hay que votar con los sentimientos, ni vamos a votar con el voto útil, que es el más inútil, si votamos así no habrá nunca un cambio, seguiremos con lo mismo, acabaremos como en Cuba y Venezuela. Si elegimos el partido que nos parezca más honesto, que en su programa se proponga reducir las autonomías y recuperar competencias y poco a poco eliminarlas, que la Justicia sea independiente, la Escuela sea respetada y los padres puedan elegir cómo educar a sus hijos, recuperar los valores, retirar la Memoria Histórica, y pasar página de nuestros odios, recuperar los valores de la familia unida, la Sanidad igual para toda España, listas abiertas en las elecciones, para luchar contra la corrupción, creo que es más que suficiente para empezar.

  6. OS EQUIVOCAIS GRAVEMENTE CUANDO ATACAIS A VALLS, BORRELL Y VARGAS LLOSA. AHORA NO TOCA LUCHAR POR EL CARLISMO Y OTRA IDEOLOGÍA. AHORA SÓLO TOCA LUCHAR PORQUE ESPAÑA SIGA UNIDA. CUANDO VARGAS LLOSA RECIBIÓ EL NOBEL ANTE EL REY DE SUECIA NO LO PUEDO DECIR MÁS CLARO Y MÁS ALTO: QUIERO A ESPAÑA TANTO COMO AL PERÚ.
    CON ESTA CRÍTICA OS HABÉIS EQUIVOCADO Y SI NO MIRAD LOS COMENTARIOS DE VUESTRA WEB. AHORA SÓLO TOCA DEFENDER A ESPAÑA. POR ESO VOTARÉ CIUTADANS

  7. Puede que Vargas Llosa sea anticatólico, pero no es antiespañol en absoluto. Todo lo contrario. En aras de la verdad, les ruego eliminen ese califcativo al referirse al escritor peruano. Un seguidor suyo.

    • Completamente de acuerdo con Juan Francisco Sánchez. Vargas Llosa siempre ha defendido a España, de hecho solicitó, y le fue concedida, la nacionalidad española.
      Respecto a sus ideas religiosas, es agnóstico, ello le pone en contra de todas las religiones, no solo la católica, pero ello no le ha impedido defender a Israel contra los ataques furibundos de la izquierda española.

      Pues a mí sí me parece un buen fichaje por parte de Ciudadanos. En este caso en particular discrepo de Somatemps.

      Otro seguidor suyo.

      • Si Borrell es miembro de la Fundación Ferrer i Guàrdia existe un elevado porcentaje de posibilidades de que sea masón.

        Por cierto, podriáis hacer un biopic del señorito Francesc Ferrer i Guàrdia, urdidor de la Semana Trágica y del atentado a Alfonso XIII:

        Ferrer y Guardia, fundador de la “Escuela Moderna”
        http://hdl.handle.net/10045/23775

        Como a Lluisito Companys, lo han canonizado la masonería, ERC-PSC y los progre-modennos.

        S2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s