El pacto de no agresión entre los separatistas empieza a agrietarse


Puigdemont-Junqueras-Sesion-Control-Parlament_1119198639_66274070_667x375

La campaña electoral catalana arrancó con la guerra fría entre las fuerzas independentistas. Con en el transcurso de los días, y el alza que registra Junts per Catalunya en las encuestas en detrimento de ERC, ambas formaciones han roto el pacto entre independentista de dar la imagen de unidad.

El principal punto de discordia -evidentemente- es quién debe ser el presidente de la Generalitat si el separatismo gana. La lista de Carles Puigdemont lo tiene claro y asegura no tener plan B aun si se alargara la estancia del expresidente en Bruselas. Por tanto, sí o sí, su candidato es “Puchi“. Desde el primer día, el principal mensaje de Junts per Catalunya pasa por la idea de que estas elecciones no son para elegir un nuevo gobierno, sino para “restituir” la presidencia de Puigdemont.

Sin embargo, los republicanos aceptaron que Oriol Junqueras, su candidato, señalara a su número dos, Marta Rovira, como presidenciable, pero insisten en aupar a Junqueras como Presidente simbólico. Las relaciones entre el PDeCAT y Esquerra ya venían en franco deterioro desde la aprobación de las leyes de desconexión. La gestión de la declaración de independencia tras el referéndum ilegal del 1 de octubre terminó por degradarlas. El culmen fue la negativa a pactar una lista unitaria de cara al 21-D.

Pronto veremos desatarse tormentas inesperadas en el mar del separatismo.

 

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s