¡MILAGRO! Un mismo fascista, aparece con los mismos figurantes, en la misma posición y dos lugares diferentes. O bien el fascismo ha desarrollado un arma letal; o bien ha tuiteros sin escrúpulos

biloca.png