Romeva, vas a tener mucho trabajo para contrarrestrar este clamor popular.

 

MIAMI