quicosalles (1).jpg

Es un viejo “amigo” uno de esos periodistas tóxicos que se empeñaba en fotografiar a todo el que se sentía español y le acusaba de ser fascista. Nos deleitaba intentando esconderse detrás de un matorral para fotografiarnos, incluso disfrazado de oso panda.

Luego, por esos extraños pactos del Conde “Jodó”, incomprensiblemente este radical independentista que va de periodista, fue contrata por la antaño españolísima y franquista La Vanguardia. Era la cuota separatista que necesitaba La Vanguardia para seguir recibiendo instrucciones.

Pero el otro día en TV3 se burló de la Benemérita y alguien en esta infecta empresa llamada Grupo Godó, debe de tener algo de autoridad y lo han mandado a la calle. Eso sí, el comunicado ha sido como una despedida de amantes. Empalagosa hasta el hartazgo.

Sallés, tendrás que volver a ganarte las habichuelas disfrazándote de osos panda y entre matorrales seguir descubriendo nuevos “fachas”, que parece que cada vez hay más.