Una sonora y cerrada pitada acompañada de gritos de “alcalde dimisión” y “que se vayan” ha marcado el comienzo de la parada militar que con motivo de su patrona, la Virgen del Pilar, está celebrando la Guardia Civil en Zaragoza. Los abucheos se han producido en el momento en que Pedro Santisteve y los concejales de Zec accedían a la plaza del Pilar, minutos antes de que el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, y el general jefe de la Guardia Civil en Aragón, Carlos Crespo, pasaran revista a las unidades para iniciar el acto.