Ayer empezó una más que simbólica iniciativa: entregar plumas blancas a los que abandonan a los suyos y así pierden la honra (Para entenderlo recuerden la famosa Las cuatro plumas).

Ahí van unos vídeos de lo que anoche se vivió ante una comisaría de policía de los Mossos