La Generalitat ya ha empezado a entregar las notificaciones a los ciudadanos que tienen que participar como miembros de las meses electorales del referéndum del 1 de octubre.

Una vecina de Sant Just Desvern (Barcelona) ha recibido en su casa una notificación, supuestamente, a nombre del Ayuntamiento de la localidad. La notificación ha sido dejada en el buzón de esta mujer por un desconocido, sin el sello del consistorio y con la dirección escrita a mano.

La vecina no ha tenido opción a firmar ningún documento que acreditara que ha recibido la notificación. La mujer ha intentado obtener más información sobre el documento, y sobre qué consecuencias podría tener el no hacer caso dirigiéndose a la página web que indicaba la carta adjunta, pero no ha podido acceder porque según se puede leer en el portal ha sido intervenida por la autoridad judicial.

Se ha conocido otro caso en el que la notificación ha sido entregada en mano y, también, sin firmar ningún documento que acredite la entrega, según ha publicado El Mundo. Esta vez, pero, los documentos han sido enviados a un ayuntamiento de la provincia de Barcelona, que ha contactado telefónicamente con el destinatario para que los fuera a recoger sin comunicarle la naturaleza de estos.