a6

Los nacionalistas han cometido un error craso. Que los antinacionalistas no estén siempre manifestándose por las calles, no significan que no existan. De hecho, ha sido gracias a esta ciudadanía silenciosa la que ha permitido que las fuerzas judiciales y policiales pudieran saber dónde buscar en el enmarañado mundo nacionalista.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado han encontrado en la colaboración ciudadana un aliado clave para desmontar el operativo logístico preparado por la Generalitat de Cataluña para el referéndum de autodeterminación.

Tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional reciben a diario decenas de llamadas anónimas ofreciendo posibles pistas sobre el almacenaje de material electoral y que, fruto de esa colaboración ciudadana, los agentes han podido localizar en imprentas y almacenes de cartelería y papeletas. Incluso algunas de estas llamadas son realizadas por funcionarios de la Generalitat contrarios a la celebración del referéndum y al incumplimiento de la ley.