verguenza

SOMOS LOS OTROS.

Somos los otros catalanes. Los que no vamos a manifestaciones y nunca colocaremos ninguna bandera en el balcón. Somos tranquilos, tolerantes, trabajadores, pacíficos, discretos y amigos de nuestros amigos. Queremos tener salud, dinero, amor y trabajo, como todo el mundo. Creemos en la familia y en el esfuerzo personal y no en la donación y subvención para conseguir las cosas. Amamos la paz y la libertad, aborrecemos la corrupción, la violencia, el abuso de poder, la manipulación y la mentira.

Somos bilingües sin complejos, hacemos zapping sin problemas por todas las opciones, y la película de ayer ya no recordamos en que idioma la vimos, (catalán o castellano). Nos gustan los deportes y animamos igualmente a Nadal, a Ferrer, a Alonso, a Gasol, a la Selección, y nos da igual si el gol lo mete un catalán o un manchego, mientras ganemos la copa de Europa o el Mundial.

Por respeto no pitamos el himno de España, ni ningún otro. Estamos bastante hartos del “procés” y del politiqueo en general por tanta mentira. Votamos al menos malo o por descarte. Aborrecemos a quienes fomentan las fobias entre territorios, sean del color que sean, de aquí o de cualquier otro sitio para ganar 4 votos, mantener la poltrona y seguir llevándoselo calentito a cuenta de todos.

No creemos que la independencia sea la solución a todos nuestros problemas: no somos tan ingenuos, más bien la política de confrontación y sus líderes son parte del problema. ¿Por qué está todo tan crispado? ¿No tendrían que trabajar todos para sacarnos de esta crisis, dejarse de historias y no confrontarnos unos contra otros?  Creo que muchos pensamos así, pero no se nos ve ni se nos oye: “somos LOS OTROS” y aunque saben que estamos nos ignoran por no pensar como ellos. Porque amamos Catalunya, porque amamos España, porque queremos seguir siendo europeos.