Fuente: Navarra Confidencial

¿Fue la Diada de ayer una demostración de fuerza del nacionalismo catalán? Pues puede que no. Frente a las imágenes escogidas mostrando una gran muchedumbre compacta, las imágenes aéreas de TVE, sobre todo el recorrido, ponían de manifiesto que desde arriba se veía mucho cemento. Como solemos hacer en estos casos para tratar de enmarcar las cifras que se barajan dentro de una cierta racionalidad, procede en primer lugar medir la superficie sobre la cual se desarrolló la concentración. ¿Resultado? 165 mil metros cuadrados.Olvídense de todas aquellas estimaciones que hablan de 2 millones de asistentes, 1 millón… ni siquiera parece verosímil el medio millón.

 

Como hemos señalado, teniendo en cuenta que había partes del recorrido con mucha densidad de manifestantes, pero otras en las que la densidad dejaba paso a amplios claros, a todo lo cual habría que restar, que no lo hemos hecho, jardines, bancos, kioskos y otros elementos de mobiliario urbano, una estimación de 165 mil manifestantes no es descabellada, 330 mil tirando por lo alto.

14.png

En dolcacatalunya.com se aporta otro dato interesante en términos comparativos. Frente a la concentración en forma de cruz de este año, se aprecia que la superficie es mucho menor que la que se ocupó en la famosa V de 2014, o el recorrido de 2015. Es decir, que no sólo tenemos una asistencia que puede oscilar entre los 165 mil y los 330 mil, sino que esa asistencia parece significativamente menor que otros años.

15.png

Para terminar, no cabe duda de que 330 mil manifestantes, incluso 165 mil, son muchos manifestantes, no se trata de despreciarlos. Ahora bien, hay que tener también en cuenta que el Area Metropolitana de Barcelona tiene 3,2 millones de habitantes, frente a los 190 mil que tiene por ejemplo Pamplona; es decir, 17 veces más. O lo que es lo mismo, una manifestación de 330 mil personas en Barcelona equivaldría a una de 19.000 en Pamplona. Y si tomáramos como referencia 165 mil manifestantes, el equivalente proporcional en Pamplona sería algo menos de 10.000. Por contextualizar la capacidad de movilización del nacionalismo en la Diada.