ImandeRipoll

El presunto cerebro de los atentados de Barcelona y Cambrils, el imán Abdelbaki es Satty, no solo acumulaba una condena de cuatro años de prisión por tráfico de drogas sino que existe una sentencia previa, de 2003, según la cual fue declarado culpable de intentar introducir en España de manera ilegal a un ciudadano que viajaba con un pasaporte falsificado, hechos que le acarrearon una pena de medio año de cárcel.