Fuente: Elcatalan.es

Gregorio Morán: “En Cataluña se está imponiendo la aplastante apisonadora del pensamiento único”

 

Los columnistas secesionistas de La Vanguardia estarán celebrando su victoria con champán. Tras las campañas que hicieron en redes sociales contra Gregorio Morán el diario del Grupo Godó ha notificado a este escritor su despido como colaborador del medio, en el que cada sábado publicaba una columna con el nombre de “Sabatinas intempestivas”.

Este escritor y periodista era colaborador de la Vanguardia desde 1988, y a pesar de esta larga relación el diario se limitó a rescindirle el contrato por un burofax firmado por el director gerente, Óscar Ferrer. En declaraciones a elCatalán.es Gregorio Morán ha asegurado que “el hecho que me despidan de La Vanguardia significa que ya no hay lugar para el pensamiento independiente en Catalunya”.

También ha asegurado que su despido le parece “un atentado a la libertad de expresión y es un símbolo de lo que está pasando en Cataluña en la que se está imponiendo la aplastante apisonadora del pensamiento único”. El medio le ha mandado el burofax este lunes, para evitar que Morán tuviera la tentación de mandar su habitual columna durante la semana, dado que el próximo sábado ya es septiembre, y este periodista, por contrato, no publicaba en agosto.

Es necesario recordar que este mes junio Pilar Rahola, la columnista estrella de La Vanguardia, definió a Morán tras una polémica literaria como “un personaje resentido e intolerante que se cree por encima del resto y que tiene una obsesión enfermiza hacia el catalanismo. Escribe con la bilis”. Y que Màrius Serra, otro columnista destacado del medio, le dedicó estas palabras: “La rabia suele devorar ignorantes”.

La Vanguardia censuró una columna el sábado 22 de julio titulada “Los medios del Movimiento Nacional“, que circuló por las redes y que fue recogida por diversos medios, como El Periódico de Catalunya.