Portada-CNI-Barcos.jpg

La Generalitat ha estado seis meses sin informar a los Servicios de Inteligencia, según ha publicado un informe revelador. La Guardia Civil y la Policía, junto a los responsables del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), han compartido las conclusiones en un documento centrado en los atentados de Barcelona y Cambrils. Este apunta que “la deriva independentista ha afectado a los trabajos de inteligencia”, según ha revelado Esdiario.

Los Mossos d’Esquadra se han topado con varios portazos de los encargados de los servicios de inteligencia de varios países. El BND alemán, el Mossad israelí, el M16 británico y la DGSE francesa. La policía catalana lleva seis meses sin remitir información al CNI, a la Guardia Civil, a la Policía y al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

No haber compartido datos por parte de los Mossos, puede haber entorpecido investigaciones que hubieran evitado los ataques de Barcelona y Cambrils.